Noticias e Historias de las Misiones

En Medio del Derramamiento de Sangre en Siria, Algo de Alegría Para los Niños

14 de enero de 2016

A Christmas program in Syria provides a few hours of fun for children facing the gloom of war.
Frente a la oscuridad de la guerra, un programa de Navidad en Siria ofreció a los niños unas cuantas horas de diversión.

Cientos de niños sirios disfrutaron esta temporada de Navidad y ganaron recuerdos alegres frente a un nuevo año que trajo obstáculos ominosos para la paz.

Una fuerte división entre los poderes regionales de Irán y Arabia Saudita, junto con el bombardeo de una escuela cerca de Alepo, afectó el progreso de tres rondas de conversaciones internacionales de paz destinadas a poner fin a la guerra civil de casi 5 años de Siria. La grieta comenzó justo después del Año Nuevo, cuando el 2 de enero Arabia Saudita ejecutó al líder clérigo chiita Sheikh Nimr al-Nimr y a otros 46 condenados por cargos de terrorismo. Al-Nimr, un líder de protestas de la minoría chiita de Arabia Saudí, fue condenado por sedición y otros cargos, a pesar de que éste negó haber promovido violencia.

La ejecución de Al-Nimr impulsó a manifestantes en Irán a atacar la embajada saudí en Teherán y un consulado en Mashhad y, posteriormente, Arabia Saudita le dio al personal de la embajada iraní en Arabia Saudita 48 horas para salir. Arabia Saudita respalda a varios de los grupos de oposición sunitas que luchan por derrocar al presidente Bashar al-Assad, mientras los chiitas de Irán apoyan a Assad.

Mientras las potencias extranjeras como Estados Unidos y Rusia trataban de animar a Irán y a Arabia Saudita a enmendar las relaciones diplomáticas cortadas, que estaban saboteando las negociaciones sobre Siria, los bombardeos continuos de Rusia de objetivos civiles dominados por rebeldes en Siria, también amenazaron las conversaciones de paz - y cobraron las vidas de muchos niños sirios. Varios grupos de ayuda y de derechos humanos han acusado a Rusia de bombardear hospitales desde que a finales de septiembre comenzó los ataques aéreos (Moscú lo niega), y esta semana el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) acusó a Rusia de la muerte de al menos 12 niños en el bombardeo aéreo de una escuela en Injara, a nueve millas de Alepo, en poder de los rebeldes. Según OSDH, un maestro también murió, y varios otros resultaron heridos de gravedad.

Esta semana Riad Hiyab, el coordinador de la oposición en Siria, afirmó que bombarderos rusos atacaron tres escuelas, matando a 35 niños, y que tales ataques impidieron las conversaciones de la oposición con la administración de Assad.

"Según Reuters, después de reunirse con el presidente francés Francois Hollande, Hijab dijo: "Queremos negociar, pero para hacerlo debe haber ciertas condiciones".

Muchas de las familias que huyen de los combates en Siria se han desplazado a las ciudades del sudoeste de Sweida y Dara, aunque en el último año Dara también ha visto su cuota de fuego de mortero y armas de fuego. Durante la temporada de Navidad, un ministerio autóctono organizó programas de Navidad en ambas ciudades para que los niños, por unas horas, disfrutaran juegos, obras navideñas y canciones de Navidad.

"Los rostros de los niños brillaban de alegría, ya que en el último año de dificultades en Siria, no han experimentado mucha alegría", dijo el líder del ministerio, cuyo nombre es omitido por razones de seguridad. "Fue maravilloso verlos olvidar un poco la preocupación en estos tiempos peligrosos y jugar como niños".

El ministerio, con la asistencia de Christian Aid Mission, realizó obras navideñas sobre el nacimiento de Jesús, y presentó el evangelio.

El director dijo: "Cada niño recibió un pequeño refrigerio, que para ellos, en este lugar, fue grande. Tal vez el mayor regalo que les dimos fue una Biblia a cada uno. Nos gustaría darles las gracias por vuestras oraciones por el ministerio, y por el apoyo que envían. Vuestra ayuda nos permitió realizar alcances de Navidad, donde pudimos compartir el evangelio".

Otro ministerio en Siria, esta vez en Alepo, también animó a los niños con programas de Navidad, y en el Líbano, uno de los países vecinos que reciben a refugiados sirios, un ministerio autóctono iluminó las vidas diarias de los niños con una fiesta y una cena de Navidad. Alrededor del 83 % de los 1,428 refugiados que el ministerio está sirviendo son musulmanes, dijo el director del ministerio libanés.

La organización, cuyo nombre omitimos por razones de seguridad, está ayudando a cerca de 320 familias, y se espera que a finales de año ese número llegue a 370 familias.

Food distribution at a Christmas outreach nourishes a girl in Aleppo, Syria.
Una niña recibe alimentos en una celebración de Navidad en Alepo, Siria.

El director dijo: "Sabemos que el Señor Jesús nos ha abierto una ventana crítica de tiempo para llegar a ellos. Cuando miramos hacia adelante, lo que esta situación probablemente será en cinco años, pensamos que algunos de los refugiados permanecerán en el Líbano, y otros emigrarán a Europa, EE.UU. y Australia. Nos encantaría verlos como creyentes del Señor Jesús, que le conocen y le siguen, y llevan el evangelio con ellos a todos esos lugares".

Con el conocimiento de la cultura y las costumbres de los refugiados, y con contactos de suministro locales, el ministerio autóctono está bien posicionado para ayudar con las necesidades de emergencia inmediatas de alimentos, asistencia médica y refugio.

El líder dijo: "La mejor manera de llegar a ellos es proveerles alimentos y apoyarlos con algunos de sus gastos para las necesidades médicas y refugio. A medida que les mostremos el amor de Cristo, haremos y mantendremos relaciones con ellos, y esperamos que eso se traducirá en que ellos llegaran a tener una relación con el Señor Jesús".

El objetivo a largo plazo del ministerio es establecer una iglesia entre los refugiados, con líderes capacitados de entre ellos, dijo. En su propia iglesia, 60 mujeres musulmanas ya asisten regularmente a una reunión de damas, junto con cerca de 70 de sus hijos. Cada semana entre 65 y 100 niños musulmanes asisten a la escuela dominical de la iglesia.

"De vez en cuando hacemos una cena para hombres y compartimos con ellos acerca de Cristo, la Biblia, y hablamos abierta y francamente sobre el evangelio", dijo. "Tenemos dos ministros a tiempo completo, un ministro a tiempo parcial y algunos voluntarios. El Señor Jesús está obrando, estamos plantando la semilla y oramos por el fruto".

Para ayudar a los misioneros autóctonos a satisfacer las necesidades, puede contribuir en línea mediante el siguiente formulario, o llamar al 434-977-5650. Si prefiere enviar su ofrenda por correo, por favor envíela a Christian Aid Mission, P.O. Box 9037, Charlottesville, VA 22906. Por favor, use el código de ofrenda: 400REF ¡Gracias!

Ministerio y Asistencia a los Refugiados del Medio Oriente.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP