Noticias e Historias de las Misiones

Crisis de Combustible en Nepal

28 de enero de 2016

La escasez de combustible ha obligado a muchos a cocinar con fuego - a aquellos que pueden encontrar y pagar la escasa leña.

El momento no podría ser peor. Con miles de víctimas de los terremotos del año pasado aun viviendo debajo de lonas en invierno, con las temperaturas bajo cero de Nepal, un bloqueo en la frontera con la India ha cortado el suministro de combustible, la electricidad, los alimentos y las medicinas.

Las personas que perdieron ropa y mantas durante los grandes terremotos de abril y mayo del año pasado, esta semana en Katmandú, la capital, están viendo con temperaturas de 5 grados C bajo cero, y aún más bajas en el Himalaya, donde se derrumbaron muchas casas de aldeas. Miles de personas siguen viviendo debajo de lonas o planchas de hierro.

Los misioneros autóctonos informan que los precios de la leña y el combustible en el mercado negro han subido por encima de las posibilidades de las víctimas, y las enfermedades están aumentando.

"La gente está muriendo por falta de medicamentos", dijo el líder de un ministerio con sede en Nepal: "Por favor oren por los nepaleses afectados por los terremotos, que están muriendo debido a que no tienen suficiente ropa para protegerse del frío".

Como el bloqueo ha deteriorado el transporte de la ayuda a las víctimas del terremoto en Nepal, los ministerios cristianos del país bloqueado se encuentran en una posición privilegiada para proveer ropa, mantas, leña y alimentos, pero carecen de fondos para comprarlos a los precios del mercado negro, que han aumentado hasta 10 veces.

El líder de un ministerio autóctono dijo: "Queremos apoyar a las víctimas del terremoto con ropa de abrigo para sus necesidades inmediatas y reconstruir sus templos totalmente dañados, pero no tenemos suficientes fondos.

Las fábricas han sido incapaces de producir bienes debido a la falta de materias primas, y alimentos básicos como el aceite de cocinar y el azúcar son escasos, tanto para los mayoristas como para los minoristas, dijo el líder del ministerio. La escasez de combustible afecta a todos los aspectos de la vida cotidiana: la cocina, la escuela, las oficinas, los hospitales y la industria.

"No hay gas para cocinar, por lo que durante algún tiempo se utilizó leña para cocinar los alimentos, pero luego se hizo difícil conseguirla, ya que no hay transporte para llevar la madera, incluso si la hubiera disponible," dijo, y agregó que una noche la lluvia empapó toda la leña. "Estoy hirviendo agua caliente en una arrocera para el té y otras necesidades. Qué puedo decir, excepto rogar por la misericordia de Dios por mi país, y sabiduría para los líderes políticos para que piensen y actúen correctamente".

El bloqueo surgió de las protestas del grupo étnico Madhesi en la región de Tarai, a lo largo de la frontera con la India, contra la nueva constitución de Nepal, que entró en vigor el 20 de septiembre del 2015. Ellos dicen que la nueva constitución somete a los Madhesi de la tierra baja a la dominación de los pueblos de montaña, y les da una baja representación en los organismos parlamentarios y gubernamentales. Semanas antes de la aprobación de la constitución comenzaron a bloquear el tránsito a lo largo de la frontera de la India.

Los funcionarios nepalíes acusan a la India de respaldar a los manifestantes y fomentar un bloqueo no declarado, y tanto ellos como otros en Nepal sospechan que la administración nacionalista hindú de la India esta irritada por los funcionarios de Nepal que se niegan a regresar a una monarquía hindú. India ha negado la acusación en repetidas ocasiones.

Las negociaciones para resolver las quejas de los Madhesi estaban progresando hasta la semana pasada, pero el 18 de enero las conversaciones se disolvieron y los activistas intensificaron las protestas y el bloqueo de las rutas comerciales fronterizas. El 23 de enero el parlamento de Nepal aprobó una enmienda constitucional para tratar de resolver la crisis, que los Madhesi rechazaron rotundamente como "una farsa". Sin final a la vista para el bloqueo, el aumento de los precios ha empujado a un estimado de 700,000 personas por debajo del umbral de la pobreza. El Nepali Times informa que la crisis ha paralizado las fábricas, lo que ha costado que más de 200,000 obreros perdieran sus puestos de trabajo.

El líder de un ministerio dijo que la electricidad a menudo se corta durante 12 horas al día, los precios de los alimentos y el transporte se han triplicado, y "la gente ha vuelto a la edad de piedra, cocinando con leña". Otro líder cristiano señaló que un día la energía eléctrica fue cortada durante 19 horas.

Él dijo: "Hemos tenido que gastar más dinero, ya que el bloqueo ha hecho la vida tan difícil. No hay gas para cocinar y la leña también es muy cara. Los precios de los alimentos son 10 veces más altos, y como no hay combustible, la gente debe saltar a autobuses llenos de gente, e incluso treparse a los techos, o caminar".

El invierno ha sido especialmente frío.

"Tras los terribles terremotos, hay miles de personas sin un techo", dijo. "En este crudo invierno la mayoría de ellas se queda debajo de lonas o planchas de hojalata, incluso después de las enormes contribuciones del gobierno de Nepal. Nosotros todavía estamos tratando de construir algunas casas sencillas para nuestros creyentes en el distrito Resuwa que están viviendo bajo lonas después del terremoto”.

Un bloqueo económico ha paralizado a un país ya afectado por los terremotos del año pasado.

La falta de electricidad también ha limitado la capacidad de bombear agua de los tanques de agua.

"Debido a la falta de lluvias, los agricultores no pudieron cultivar el trigo, la cebada y el maíz", dijo. "La U.N. ya ha advertido acerca de una hambruna inevitable en un futuro próximo. Es hora de mostrar el amor de nuestro amado Señor Jesucristo y proclamar la esperanza en Él".

Unos pastores que visitaron una base de ministerio estaban profundamente agradecidos por unos pocos litros de combustible que el líder del ministerio autóctono les ofreció después de que lo visitaron.

Un ministerio autóctono asistido por Christian Aid Mission necesita fondos para comprar 1,000 mantas para personas pobres que sufren el frío invierno, y también para comprar ropa para los niños. Otro ministerio solicita ayuda financiera para instalar paneles solares en dos hogares de niños, un instituto bíblico y la residencia de la directora. Cada panel cuesta US$ 1,600.

"Si no hay luz, es muy difícil para los niños y los estudiantes" dijo ella. "La situación no ha cambiado, pero estamos orando y esperando. Gracias por orar".

Para ayudar a los misioneros autóctonos a satisfacer las necesidades, puede contribuir en línea mediante el siguiente formulario, o llamar al 434-977-5650. Si prefiere enviar su ofrenda por correo, por favor envíela a Christian Aid Mission, P.O. Box 9037, Charlottesville, VA 22906. Por favor, use el código de ofrenda: 702DIS ¡Gracias!

Ayuda de Emergencia de Desastres para Nepal.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP