Noticias e Historias de las Misiones

Turquía Afectada por la Crisis de los Refugiados

30 de junio de 2016

Syrian refugee women holding children.
Las familias sirias enviadas desde Grecia están aumentando el número de refugiados en Turquía.

Gracias a un pacto que Turquía firmó con la Unión Europea, que desalienta a los refugiados de tratar de llegar a Grecia por mar, en los últimos tres meses nadie se ha ahogado en las aguas del mar Egeo, y ahora Turquía tiene más refugiados que los que puede manejar.

Tras el acuerdo firmado en marzo que permite que Grecia devuelva a los migrantes indocumentados a Turquía, los intentos de los refugiados de abordar barcos de traficantes a Grecia disminuyeron en más de un 90%. Frente a la certeza de ser enviados de vuelta, los refugiados desesperados por iniciar una nueva vida en Europa se dieron cuenta de que no valía la pena tratar de llegar a las costas griegas debido a los riesgos. Según el acuerdo, la UE debe tener un refugiado sirio para cada uno enviado de vuelta de Grecia, además de acelerar la adhesión de Turquía a la UE, pero el efecto inmediato ha sido engrosar la población de refugiados en Turquía a 3 millones, incluyendo 2.75 millones de sirios.

El director de un ministerio en Turquía dijo: "Siempre hay nuevas personas que llegan a los campamentos. Muchas personas están regresando después de intentar escapar a Europa cruzando el mar Egeo para llegar a Grecia. Estamos tratando de proveer carpas para los que regresan".

Aunque el número de muertes de migrantes por ahogamiento en el mar Egeo ha caído, más barcos han volcado en camino a Italia. En mayo casi 1,000 personas murieron por el hundimiento de dos barcos grandes con destino a Italia. En Turquía, mientras tanto, la dura situación actual está corroyendo vidas en silencio. El gobierno dice que sólo 272,000 de los 3 millones de refugiados viven en campos oficiales; el resto está luchando por encontrar viviendas en ciudades de todo el país o ha recurrido a campamentos primitivos, como los que han surgido espontáneamente en Adana y Gaziantep.

"Ellos han comenzado a entender que los cristianos son buenas personas", dijo el director del ministerio. "Estas personas han podido ver el amor de Cristo a través de esto."

El ministerio autóctono de Turquía hace visitas regulares a los dos campamentos.

"En los meses de verano en Adana y Gaziantep hace mucho calor, y no tienen refrigeradores", dijo el director. "En algunos campamentos no hay electricidad. Estamos tratando de proveer pequeños refrigeradores para muchas de las carpas. Eso les ayudará a estar más relajados".

Las enfermedades son comunes en los campamentos, y el ministerio está trabajando para mejorar la higiene preventiva. El equipo tiene previsto entregar detergente a los refugiados para que puedan lavar la ropa, y debido a una reciente invasión de insectos en los suministros de alimentos en algunas áreas, han debido fumigar los campamentos.

"Tenemos miedo de que comience otra invasión de insectos", dijo el misionero autóctono. "Las madres especialmente tienen miedo".

Gracias al apoyo de Christian Aid Mission, desde que estalló la guerra civil en Siria en el 2011, en los campamentos la gente conoce al ministerio, y el director ha visto un cambio en la actitud de los refugiados. Cuando el ministerio comenzó a distribuir alimentos, medicamentos y otros artículos de primera necesidad, llegaban desesperados y hambrientos, y dos veces casi derribaron al director clamando por comida, dijo.

"Culturalmente, no confiaban en nosotros, ya que no conocían nuestros corazones y quienes éramos", dijo. "Ahora que ya nos conocen, finalmente se alinean de una manera organizada. Me hace muy feliz ver este cambio. Dos nuevas familias estaban en la línea y gritaban: 'Dennos un poco a nosotros'. Pero oímos a alguien decir en la multitud, 'Son cristianos, espere. Distribuirán a todos por igual'".

Child carrying sack in refugee camp.
En los campos de refugiados en Turquía los alimentos para niños y bebés están en gran demanda.

Sin que el equipo ministerial dijera nada acerca de la medida de no discriminar, los refugiados predominantemente musulmanes llegaron a entender que los cristianos creen en la igualdad.

"Ellos han comenzado a entender que los cristianos son gente buena", dijo. "Agradezco con todo mi corazón a los patrocinadores de Christian Aid. Estas personas han podido ver el amor de Cristo a través de esto".

Después de la distribución de artículos en las carpas, los miembros del ministerio preguntan a los refugiados si el equipo puede orar por ellos. Sin dudarlo, los refugiados invitan abiertamente a los miembros del ministerio de orar por ellos.

Él dijo: "Yo sé que ustedes nos están enviando ofrendas para cubrir las necesidades físicas de las personas, pero también los estamos alimentando espiritualmente".

Hay tantos refugiados recién llegados que el director del ministerio desea visitar cada mes los campamentos. Adana y Gaziantep están a sólo dos horas de diferencia, y pueden visitar los dos campamentos en un día. Las personas en los campamentos piden continuamente ayuda para sus necesidades de carpas, trigo, azúcar, leche, alimentos para bebés y especialmente alimentos para los niños, dijo.

"Puedo estar cansado, pero estos niños me impulsan a ayudarlos cada vez más, porque nuestro Dios es amor", dijo el director. "Al servir y distribuir esas cosas, estos niños están aprendiendo acerca de Dios. Les decimos: 'Dios te ama, y Dios les traer estas cosas'".

Agradeciendo a los patrocinadores de Christian Aid Mission por la oportunidad de mostrar el amor de Cristo, recordó cómo un niño que está aprendiendo turco describió su entusiasmo por la llegada de los camiones de distribución.

"Él me dijo: 'Cuando van a venir a distribuir la comida me siento tan feliz que no puedo dormir. Voy a comer toda la mermelada y la leche que usted nos da. Estoy muy feliz'. Les saludo desde un campamento donde un niño que recibe mermelada y leche está tan excitado. Les agradezco vuestras oraciones, apoyo y por darnos la oportunidad de servir a estas personas preciosas y necesitadas".

Para ayudar a los misioneros autóctonos a satisfacer las necesidades, puede contribuir en línea mediante el siguiente formulario, o llamar al 434-977-5650. Si prefiere enviar su ofrenda por correo, por favor envíela a Christian Aid Mission, P.O. Box 9037, Charlottesville, VA 22906. Por favor, use el código de ofrenda: 400REF ¡Gracias!

Ayude a satisfacer las necesidades físicas / espirituales de los refugiados en el Medio Oriente.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP