Noticias e Historias de las Misiones

Enfrentando la Hostilidad Islámica con Gentileza

21 de julio de 2016

Jihadi youth attacking church in Turkey.
Una cámara de seguridad capta a yihadistas atacando un templo en Samsun, Turquía.

Hace más de una década, un joven huyó de su Marruecos natal después de que un islamista radical se infiltró en su iglesia casera, poniendo en peligro su vida. Una vez que se establecieron en su país de adopción, él y su esposa estuvieron a salvo, pero su conciencia no estaba tranquila.

En una reciente conferencia sobre la persecución en Washington, DC, el hombre conocido como el hermano Rachid dijo que había salido del Islam, pero sentía que aún tenía que enfrentarlo. Después de instalarse en su nuevo país, le preguntó a su esposa, en ese entonces embarazada por primera vez después de ocho años de intentar concebir, por qué todavía no estaban anunciando a Cristo a los musulmanes.

Él respondió su propia pregunta: "Debido a que somos cobardes. Abrí el libro de Hechos y me pregunté: 'íEsas personas que predicaban a Cristo, también tenían familias? Si nosotros no lo hacemos, íquién lo hará?'"

Habiendo comenzado en la radio, en el 2006 inició un programa de televisión por satélite en el que musulmanes y otros llamaban para hacer preguntas sobre el Islam y el cristianismo. Sus amigos y parientes le aconsejaron que no hiciera el programa, diciendo que era demasiado peligroso. Rachid siguió adelante, y el programa ha guiado a miles de musulmanes a Cristo.

"Todos los jueves a las 9 p.m. la gente nos llama; algunos nos maldicen, otros entregan sus vidas a Cristo. Estamos pescando todo tipo de peces", dijo.

Él ahora tiene un blanco en su espalda, lo que no es nuevo para él. Después de escuchar el evangelio a los 12 años a través de un ministerio, y tomar cursos por correspondencia durante cuatro años, Rachid se encontró sin hogar cuando su familia lo echó a causa de su nueva fe. Durante dos años vivió en las calles, y durante otros tres con una familia de misioneros.

"Si el comunismo fuera una religión, dejariamos de criticarlo?" dijo. "Nadie llama a los críticos del cristianismo un Christianóphobo".

Siendo el hijo de un imán, pronto aprendió la oposición que enfrentan los que se convierten. Los familiares de las personas que abandonan el Islam en el Medio Oriente y el Norte de África, dijo él, al principio tratan de persuadirlos a volver al redil. luego sigue el rechazo, a veces violento. En un país de la región, el suegro de una mujer musulmana que recientemente llegó a la fe en Cristo la mató a puñaladas después de descubrir su conversión a través de un mensaje de texto que ella había enviado. El suegro fue condenado, pero a sólo unos meses de cárcel porque fue un "asesinato de honor", dijo Rachid.

En la cultura musulmana, un kafir ("infiel"), pierde toda su posición social, y no puede casarse o reclamar su herencia. Rachid dijo que cuando se convirtió perdió el 90 % de sus amigos.

En el ámbito legal, las autoridades tienden a creer que cualquier crimen que aqueja a los conversos, ellos se lo buscaron. Los gobiernos niegan o privan a los conversos de documentos oficiales para que no puedan obtener una cuenta bancaria o trabajo. Ellos reciben amenazas por parte de personas desconocidas.

Rachid dijo que cuanto más los musulmanes aprenden sobre el Islam, más probable es que quieran salir de él.

"A medida que las personas se enteran de lo que realmente es el Islam, muchas en Egipto y Arabia Saudita se convierten en ateas", dijo.

Aunque en las sociedades libres la religión debe estar sujeta a la crítica, él desvía las acusaciones de ser un "islamófobo" describiendo al Islam como una ideología, más que una religión.

"Si el comunismo fuera una religión, ídeberíamos dejar de criticarlo?" dijo, y agregó que el Islam es una ideología que abarca todos los aspectos de la vida, incluyendo las estructuras políticas y sociales. "El Islam predica la violencia y el odio. Además, nadie llama a los críticos del cristianismo una Christianóphobo."

Aunque directo en sus afirmaciones, Rachid tiene un comportamiento amable y gentil. La misma delicadeza ayudó a un pastor en Turquía a ganar un buen nombre para el cristianismo en medio de una cultura hostil. Reciente, durante un juicio a islamistas que el 25 de febrero dañaron ventanas y una cámara de seguridad de su templo alquilado en Samsun, el Pastor Matta (nombre completo retenido por razones de seguridad) sorprendió al juez.

Él dijo: "Durante el juicio, el juez me preguntó si iba a presentar cargos. Yo le respondí: 'No voy a presentar cargos porque el Señor me mandó que los perdonara'. El juez esperó durante unos segundos y preguntó de nuevo: 'íNi siquiera les vas a cobrar los daños que causaron a las ventanas y la cámara?' Le respondí: 'No, no quiero; lo único que quiero es que se sepa que no somos mala gente'".

El juez sonrió y dijo que, aunque el pastor no presentara cargos, él iba a juzgarlos por causar daño a un lugar de culto.

Syrian refugees inside a Turkish church.
Una iglesia en la región del Mar Negro de Turquía, amenazada por los musulmanes, se desborda de gente mientras refugiados musulmanes y otros ponen su fe en Cristo.

"Entonces recordé el verso de Éxodo 14:14: 'Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos'", dijo el pastor Matta. "Damos gracias a Dios porque después de ese ataque se publicaron buenos informes sobre nosotros en muchos periódicos, y algunos funcionarios vinieron a visitarnos".

Al día siguiente del ataque, después de que los sospechosos fueron puestos en libertad, algunos de ellos gritaron la consigna yihadista, "Allahu Akbar (Dios es más grande)". Ese mismo lema se invoca en todos los movimientos yihadistas, como el del Estado Islámico (ISIS) en Siria e Iraq, donde los cristianos son atacados por su fe. El Pastor Matta se encontró recientemente con un refugiado cristiano de Iraq que huyó con su familia a Turquía cuando ISIS comenzó a acercarse a su zona después de quemar aldeas vecinas.

"Como éramos cristianos, no teníamos ninguna posibilidad de sobrevivir", dijo el refugiado al Pastor Matta. "Así que dejamos todo atrás y llegamos a Turquía".

Un contrabandista se ofreció a llevarlos a Grecia en barco, y su hijo y miembros de la familia accedieron en contra del consejo del padre. El refugiado se quedó mientras su esposa, dos de sus hijos, una nuera y tres nietos emprendieron el viaje.

"Siete personas de la familia de este hombre perdieron la vida cuando la embarcación en la que estaban cruzando el Mediterráneo para llegar a Grecia volcó y se hundió", dijo el pastor Matta. "Nos contó su triste historia con lágrimas en los ojos. Hay muchas historias como esta, de aquellos cuyas vidas han sido dañadas por la fealdad de las obras de ISIS, y luego llegan a una iglesia y escuchan las palabras de Jesucristo: 'Ama a tus enemigos'.

"Los que escuchan tal predicación quedan impresionados, quieren saber más acerca de Jesús, y con mucho gusto aceptan un Nuevo Testamento", dijo.

Para ayudar a los misioneros autóctonos a satisfacer las necesidades, puede contribuir en línea mediante el siguiente formulario, o llamar al 434-977-5650. Si prefiere enviar su ofrenda por correo, por favor envíela a Christian Aid Mission, P.O. Box 9037, Charlottesville, VA 22906. Por favor, use el código de ofrenda: 400PERS ¡Gracias!

Apoye a los creyentes perseguidos en el Medio Oriente.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP