Noticias e Historias de las Misiones

En el Norte de la India Aumentan los Cristianos Secretos

25 de agosto de 2016

Big-tent evangelistic event in North India.
En la región Jammu de la India, cientos de personas reciben a Cristo en campañas evangelísticas en grandes carpas, pero solo la cuarta parte de ellas declara públicamente su fe mediante el bautismo.

En el norte de la India, donde dos tercios de los habitantes son hindúes y un tercio musulmanes, con influencia animista en los dos grupos, menos del 1 % son cristianos. En un distrito del estado de Jammu y Cachemira, los grupos extremistas organizados hostiles al evangelio son casi inexistentes y, sin embargo, un gran número de residentes son cristianos secretos.

En la cultura fuertemente comunal del distrito Udhampur del estado de Jammu, los amigos y los parientes son los peores enemigos de los que abrazan a Cristo.

El líder de un ministerio autóctono, que desde hace mucho tiempo aprendió a navegar las corrientes culturales, dijo: "Muchos vienen a nosotros en secreto, pero no quieren venir el domingo por temor a la gente, porque todo el mundo sabe que en ese día los cristianos van al culto en el templo. Así que vienen los lunes, martes y miércoles".

Todos los días la iglesia en Ramnagur tiene dos misioneros para la oración de intercesión en el templo, y para recibir a los visitantes recelosos de venir los domingos.

Él dijo: "Cada día tenemos oración de intercesión. Los creyentes secretos también vienen a escuchar el evangelio y oran con nosotros. Ellos aceptan a Cristo, pero la mayoría no quiere tomar el bautismo porque eso les va a causar problemas en la sociedad, entre sus amigos, sus damas y otros familiares".

"Muchas veces hemos orado por los enfermos de la comunidad, y ellos son sanados de inmediato, pero siguen siendo creyentes secretos", dijo el director. "Hay miles de creyentes secretos".

Si bien la violencia extremista hindú está aumentando en otras partes de la India, el líder dijo que en los 44 años de ministerio en el distrito, los hindúes nunca han atacado a su iglesia, en parte debido a la forma en que su ministerio ha servido a los niños hindúes en la primera escuela de inglés de la zona, y en parte debido a que la comunidad musulmana actúa como un amortiguador. Los musulmanes sufren más oposición por parte de los hindúes que los cristianos, y los oponentes hindúes al evangelio rápidamente ven que los musulmanes apoyan a los cristianos.

"Los musulmanes normalmente nos apoyan, porque dicen que los cristianos creemos en el monoteísmo - el culto a un sólo Dios", dijo. "Nosotros les hablamos de la Trinidad en unidad y de la unidad en la Trinidad. Es un tema difícil que no podemos comprender plenamente, pero esa es la forma más sencilla de explicar a los musulmanes que no adoramos a tres dioses".

Inicialmente los líderes de las castas superiores se acercaron a los líderes del ministerio, que son originarios del estado de Kerala, en el sur de la India, y les pidieron que iniciaran una escuela con materias dictadas en inglés, el idioma del comercio internacional y de la tecnología. El líder del ministerio y su esposa estuvieron de acuerdo, pero con una condición: Que en la escuela se enseñaría la Biblia, y que los estudiantes sólo orarían a Jesús.

Niños hindúes de todas las castas, niños musulmanes y otros asistieron a la escuela, y la asistencia aumentó a 400.

"Personas de todas las castas enviaron a sus hijos a la escuela", dijo el director. "Por supuesto, algunos de ellos más tarde no estuvieron de acuerdo".

Indian children at evangelistic event.
Niños y sus padres escuchan el evangelio en una función de un ministerio autóctono en la región Jammu del norte de la India.

Cuando algunos hindúes se opusieron a las Escrituras cristianas y a la oración en la escuela, los líderes les dijeron que ellos no obligaban a sus hijos a asistir. Los hindúes fueron al jefe del distrito y le dijeron que en la escuela no se oraba a Ram y a Krishna, y él llamó al director del ministerio.

"Yo le dije: 'Si un musulmán inicia una escuela, sólo orará a Mahoma y Alá. No va a orar a Ram. Nosotros sólo podemos orar a Jesús, de lo contrario vamos a cerrar la escuela'".

La oposición a la orientación cristiana de la escuela creció y los manifestantes marcharon a lo largo de Ramnagur, obligando a los comerciantes de la zona y a los empleados de las oficinas a cerrar sus puertas.

"Ellos dijeron: 'No vamos a permitir que estas personas sigan aquí'", dijo él. "Nosotros dijimos: 'Si lo desean cerraremos la escuela'. Por último, los hindúes de las castas altas dijeron: 'Necesitamos una escuela en idioma Inglés', por lo que algunos de sus abogados dijeron: 'Que sigan, porque aquí no hay nadie que sepa inglés'".

El ministerio, que comparte las Buenas Nuevas y ve vidas transformadas entre la etnia Dogri de la zona a través de los esfuerzos de sus 22 evangelistas autóctonos, en los últimos dos años también ha podido organizar campañas evangelísticas en grandes carpas. Con tantas personas procedentes de aldeas de los alrededores, los que ponen su fe en Cristo pueden mantenerlo oculto de sus familiares y amigos.

"Ellos saben que Jesús es la verdad, y que Jesús es el camino de la salvación, pero tienen miedo de sus amigos y parientes", dijo el director. "Usted puede ver a 200 personas aceptar a Cristo, pero sólo 30, 40 o 50 tomarán el bautismo. Muchas veces hemos orado por los enfermos de la comunidad, y ellos son sanados de inmediato, pero siguen siendo creyentes secretos. Creemos que un día Dios traerá un cambio, pero hay miles de creyentes secretos".

La oposición a la nueva fe de las personas puede ser intensa. El suegro de una dama de su iglesia recientemente asistió a una reunión en una iglesia casera con la intención de interrumpirla con la especialidad que lo había hecho notorio - la brujería. Se sabía que él podía matar a sus enemigos con la brujería. Mientras los misioneros comenzaron a cantar y anunciar a Cristo, él comenzó sus encantamientos.

El director dijo: "La reunión continuó, y finalmente el hombre perdió el conocimiento y cayó al suelo, y tanto él como su esposa murieron uno tras otro en un par de días. Debido a ese terrible incidente, toda su casa, familiares y vecinos ahora tienen miedo de hacer algo en contra de nuestros misioneros, o de impedir que los creyentes asistan a la iglesia. Como resultado de la intervención de Dios la oposición se calmó, y la gente comenzó a venir a la iglesia sin ningún temor".

El director del ministerio pidió oración por la intervención de Dios.

Para ayudar a los misioneros autóctonos a satisfacer las necesidades, puede contribuir en línea mediante el siguiente formulario, o llamar al 434-977-5650. Si prefiere enviar su ofrenda por correo, por favor envíela a Christian Aid Mission, P.O. Box 9037, Charlottesville, VA 22906. Por favor, use el código de ofrenda: 656PRM ¡Gracias!

Ayude a difundir el evangelio en la India.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP