Noticias e Historias de las Misiones

Los sirios encuentran luz en medio de la Oscura Pesadilla

29 de septiembre de 2016

Syrian refugee child sleeping on dirt floor.
Uno de los casi 5 millones de refugiados de Siria, donde un recrudecimiento de los combates también ha desplazado a 6.5 millones de personas dentro de las fronteras del país.

A pesar de que tras otro fallido alto el fuego en Siria la guerra civil se recrudece, los que permanecen en el país están encontrando la luz de Dios, incluyendo una madre que se benefició de sueños en medio de la pesadilla en que vive.

El director de un ministerio autóctono de Siria dijo la mujer soñó repetidamente acerca de un hombre que le decía que tres personas vendrían y le traerían buenas noticias.

"Ella tuvo este sueño durante seis días seguidos", dijo el director, que concedió permiso a Christian Aid Mission para publicar sus comentarios. "En el séptimo día, uno de nuestros equipos estaba haciendo visitas a domicilio y decidió visitar una casa nueva. Los tres se sentaron en la casa de esta mujer para tener una corta visita, pero cuando abrieron sus Biblias, al instante la mujer cayó de rodillas".

Cuando su marido y sus hijos llegaron más tarde, ella no pudo contener la emoción.

"Estas son las personas que el hombre de mi sueño dijo que vendrían!" les dijo.

"Es una enorme crisis humanitaria, y la búsqueda de artículos de primera necesidad puede ser un calvario", dijo el director del ministerio. "Además, a medida que más gente viene a Cristo, tenemos más personas que necesitan ser ocultadas y trasladadas a zonas seguras".

Los misioneros hablaron con ella acerca de la muerte salvadora y la resurrección de Cristo y oraron con la familia, y todos ellos pusieron su fe en Él, dijo el líder del ministerio.

"Desde entonces los hemos seguido discipulando, y son como esponjas, deseosos de aprender y conocer todo lo que pueden".

 .
Refugiados de los combates en Alepo, Siria, en una carpa de un campamento en Turquía.

Desde el comienzo del año, los misioneros autóctonos del ministerio han bautizado a más de 230 personas. En una ocasión sola, 53 personas fueron bautizadas, cada una diciendo cómo llegó a creer en Cristo.

"Los misioneros locales han hecho un trabajo increíble entre su gente, más que cualquier ministerio a cargo de extranjeros", dijo. "Es por eso que creo totalmente que debemos seguir apoyando a la iglesia local para que siga adelante".

Realizar bautismos, y especialmente en tan gran número, presenta un desafío grave de seguridad en un país donde las facciones islamistas están luchando entre sí por el control. Como medida de precaución, los misioneros del ministerio sólo les dicen a los participantes que van a asistir a una reunión, sin mencionar que se han previsto bautismos. Sólo después de que se reúnen en el lugar secreto los misioneros les ofrecen la oportunidad de ser bautizados.

"Esta es una estrategia que tenemos para prevenir que se corra la voz sobre el bautismo, y se pongan las vidas de las personas en peligro", dijo el director." Un tiempo atrás habíamos preparado otro día de bautismos, pero algunos de los nuevos creyentes no se presentaron. Cuando fuimos a buscarlos a sus hogares nos enteramos de que habían sido asesinados. Por esa razón es mejor no anunciar los bautismos".

La gente está encontrando a Cristo en medio de un conflicto con altas bajas de civiles y marcado por la escasez de alimentos, agua, combustible y otros bienes necesarios para la supervivencia. Después de un frágil alto el fuego que falló la semana pasada, los intensos combates en Alepo se han reanudado. En los cinco años desde que la rebelión comenzó para derrocar al presidente Bashar al-Assad, se estima que entre 400,000 y 500,000 personas han muerto, cerca de la mitad de ellos no combatientes.

La destrucción es tal que el director del ministerio dijo que ya no reconoce los lugares que visitó docenas de veces.

"Todo ha sido destruido, pero no se puede saber qué grupo político o religioso fue el responsable", dijo. "Es una enorme crisis humanitaria, y la búsqueda de las necesidades básicas como agua, gas, alimentos o medicamentos puede ser un calvario. Además, a medida que más gente viene a Cristo, tenemos más personas que necesitan ser ocultadas y trasladadas a zonas de seguridad a causa del peligro que corren sus vidas".

Hay suficiente peligro incluso para los civiles que no necesitan esconderse de los extremistas islámicos. Según informes, el viernes 23 septiembre al menos 90 civiles murieron en lo que algunos creen fue una selección deliberada de objetivos no militares, y al día siguiente murieron más de 100 personas. El New York Times informó que la mitad de las 67 personas tratadas por heridas en un hospital eran niños, y que al día siguiente murieron decenas de personas en las zonas controladas por los rebeldes.

El director del ministerio en Siria señaló que los sirios que huyen del país también enfrentan problemas. Ellos sufren malos tratos a manos de la policía y otros en el Líbano, Turquía y otros países donde se están instalando.

"La gente está molesta, y no se toma el tiempo para diferenciar entre refugiados y extremistas musulmanes", dijo.

En Siria, las abrumadoras necesidades y las condiciones terribles desafían la resistencia física y psicológica de los misioneros, cuya única fuente de fuerza es mantener su enfoque en Cristo.

"También están completamente llenos de alegría, y es la única cosa en este momento que les hace volver a ponerse en pie y seguir adelante", dijo el líder del ministerio. "Hay tanto que hacer que están completamente agotados por todo lo que está sucediendo alrededor de ellos en su país desgarrado por la guerra. Nuestros misioneros locales en Siria necesitan apoyo desesperadamente, tanto emocional como financiero".

Para ayudar a los misioneros autóctonos a satisfacer las necesidades, puede contribuir en línea mediante el siguiente formulario, o llamar al 434-977-5650. Si prefiere enviar su ofrenda por correo, por favor envíela a Christian Aid Mission, P.O. Box 9037, Charlottesville, VA 22906. Por favor, use el código de ofrenda: 414EHCS ¡Gracias!

Ayude a satisfacer las necesidades físicas / espirituales de los sirios desplazados.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP