Noticias e Historias de las Misiones

La Oposición en la India Obliga a Cambios en el Evangelismo

20 de octubre de 2016

People praying for Bible school graduates in south India.
Oración por los graduados del instituto biblico en el sur de la India capacitados para llevar el evangelio a sus comunidades. (Foto de Archivo)

El líder de un ministerio autóctono dijo que la inclinación anticristiana del gobierno que asumió el poder en la India en el 2014 hace al ministerio de los misioneros aún más importante.

Los misioneros extranjeros son vistos con sospecha, y en el reciente clima más hostil, la predicación pública a la que muchos se dedican es menos tolerada. El evangelismo uno-por-uno se ha vuelto más importante, ya que los nacionalistas hindúes han atacado eventos al aire libre, y los misioneros autóctonos, con un profundo conocimiento de la cultura local, se encuentran en la mejor posición para compartir su fe.

El líder del ministerio dijo: "Hay oposición en todo. Los misioneros extranjeros solían venir a nuestras instalaciones. Ahora, si alguien viene, dependiendo de su visa, no está autorizado a hablar en público. Podemos hacer un programa dentro de nuestros edificios, pero no en público, especialmente si vienen con una visa de turista, y la mayoría de ellos vienen con visas de turista. Ahora hay más restricciones".

Desde que el primer ministro Narendra Modi tomó el poder en mayo del 2014, de una coalición gubernamental dirigida por el Partido Bharatiya Janata (BJP), el ambiente nacionalista hindú ha alentado la violencia contra los cristianos, y los extremistas atacan con poco temor de que las autoridades tomen medidas contra ellos. Según la Asociación Evangélica de la Comisión de Libertad Religiosa de la India, solamente en la primera mitad del 2016 en la India hubo al menos 134 casos de violencia contra los cristianos, en comparación con 147 en todo el 2014 y 177 en el 2015.

Según la comisión, los ataques entre el 1 de enero y el 30 de junio representan sólo una fracción de los casos reales.

"Solíamos ir a las calles y predicar el evangelio", dijo. "Ya no lo podemos hacer. En las aldeas remotas puede suceder, pero en otras áreas habrá oposición".

"Nuestro gobierno ahora tiene la filosofía de que la India es sólo para los hindúes", dijo el líder del ministerio. "Si le pido a alguien de los EE.UU. que venga a mi zona a predicar en una reunión pública, alguien vendrá y dirá: 'No pueden hacer eso'. Ellos ven a los occidentales como que tratan de cambiar la mentalidad de la gente, su cultura, convirtiéndola a su mundo, y la alegación es que vamos a tener que darles dinero".

Todavía se llevan a cabo reuniones al aire libre sin el conocimiento del gobierno, especialmente en áreas remotas, pero no son muy comunes, dijo.

"Solíamos ir a las calles y predicar el evangelio", dijo. "Ya no lo podemos hacer. En las aldeas remotas puede ocurrir debido a que la comunidad dice: 'Bueno, esta es su forma de culto' y nos dejan en paz, pero en otras áreas habrá oposición".

Los misioneros autóctonos son muy adecuados para hacer frente a la mentalidad arraigada con siglos de cultura hindú, dijo.

"Nuestro enfoque es más individual, satisfacer una necesidad personal", dijo. "Una persona dirá: 'Tuve una necesidad y mi dios no me ayudó. Este pastor vino y oró, y mi hijo se puso bien. ¿Qué hay en este Dios que me ayudó?'. Este es el tipo de transformación que estamos viendo, más personal, en lugar de que alguien se siente en un evento evangelístico en masa para escuchar a alguien decir que hay un Dios que le salva".

Este ministerio, que ya tiene 64 años, fue fundado en el principio de que los evangelistas deben ir a las personas en sus entornos comunitarios en lugar de esperar a que los solicitantes acudan a ellos, y tiene pastores capacitados en más de 1,200 iglesias en 18 estados, sin contar innumerables iglesias caseras.

Indian person engaging in conversations with evangelists distributing literature.
El evangelismo en carros tirados por caballos del siglo pasado no sería tolerado en el ambiente hostil actual. (Foto de Archivo)

Su instituto bíblico inscribe a entre 22 y 25 estudiantes en un momento dado, y esa institución, junto con sus escuelas afiliadas, cada año capacita a entre 300 y 400 líderes.

"Nuestro método actual es equipar a la gente local, darle capacitación y los recursos que necesita, y luego pedirle cuentas", dijo. "Cuando el pastor de la iglesia donde están trabajando los mentorea, reciben una capacitación adicional".

La instalación principal del ministerio cubre necesidades sociales, tales como programas de alimentación y tutoría de los niños, trabajando con cautela bajo la atenta mirada del gobierno cada vez más vigilante.

"Cuando llegan a nuestras instalaciones les damos una lectura bíblica, que el gobierno no puede prohibir, porque no vamos a las calles para hacerlo", dijo. "Así que están aprendiendo acerca de Noé o Moisés, o incluso acerca de Dios desde un punto de vista de alfabetización, no desde un punto de vista religioso".

Los misioneros hacen visitas a domicilio como parte del servicio social a los niños, y los padres están abriendo sus hogares, dijo.

"Si decimos que somos misioneros nos cierran la puerta, pero si estamos trabajando con sus niños, preguntando sobre su bienestar, nos reciben" dijo el director. "Eso permite una conversación acerca de Dios o sus problemas sociales, y luego los guiamos a una discusión sobre el costo de la paz o la necesidad de un Salvador."

Diferentes ministerios son facultados por el Espíritu Santo para llevar a cabo diferentes tareas, y sin la obra del Espíritu no hay una auténtica transformación en las personas o en la sociedad, dijo.

"Sin oración no pasa nada", dijo. "Oramos no sólo acerca de las necesidades personales, sino también sobre avivamiento en la India. Es difícil comunicar el evangelio en áreas donde las personas nos ven con desconfianza, creyendo: 'Vas a venir a envenenarnos, a envenenar a nuestros hijos". Este es el concepto que tiene la gente, y sin oración no se puede cambiar nada. Rogamos que a medida que nuestra gente vaya, la gente esté lista para recibir el evangelio".

A principios de este año, en un estado del norte, la dependencia del ministerio en la oración y el Espíritu se pusieron en evidencia.

"En cinco lugares diferentes, 49 personas fueron bautizadas", dijo. "Mucha gente se está convirtiendo por su propia voluntad; no es la iglesia la que los convierte. En el Libro de Hechos se ve que a medida que se fundaba una iglesia había oposición. Hay oposición y también hay avivamiento..."

Para ayudar a los misioneros autóctonos a satisfacer las necesidades, puede contribuir en línea mediante el siguiente formulario, o llamar al 434-977-5650. Si prefiere enviar su ofrenda por correo, por favor envíela a Christian Aid Mission, P.O. Box 9037, Charlottesville, VA 22906. Por favor, use el código de ofrenda: 601SHF ¡Gracias!

Ayude a difundir la palabra de Dios en la India.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP