Noticias e Historias de las Misiones

Comienza la Batalla por Mosul y la Destrucción

3 de noviembre de 2016

 .
Muchas personas en aldeas fuera de Mosul no tienen hogares adonde volver, y hasta ahora los yihadistas del Estado Islámico han impedido huir a la mayoría de ellos.

Dos años atrás, cuando los terroristas del Estado Islámico (ISIS) se apoderaron de Mosul, la segunda ciudad más grande de Iraq, y las aldeas vecinas, separaron a una joven madre de sus hijos y su esposo y la tomaron como rehén.

El director de un ministerio en la región autónoma del Kurdistán del norte de Iraq dijo: "Ella fue puesta en un agujero subterráneo, y dijo que durante dos años no vio el sol. Su esposo salvó a los niños, y después de eso no la volvió a ver".

Recientemente la mujer escapó cuando las fuerzas de la coalición iraquí retomaron poblaciones fuera de Mosul, y luego se dirigió a un campamento improvisado para personas desplazadas en el Kurdistán, donde el ministerio del director provee ayuda.

Él dijo: "Ella me dijo que las fuerzas estadounidenses atacaron ese lugar, mataron a esos terroristas, y ella pudo huir.

El director del ministerio dijo: "Ahora ven el verdadero rostro del Islam. De Mosul saldrán muchas historias desgarradoras de gente que está lista para dejar el Islam y suplicar a Cristo que tome sus vidas y les dé sanidad".

La madre sobreviviente es una de las pocas personas que pudieron escapar del control de ISIS de Mosul y los pueblos circundantes cuando las fuerzas de la coalición montaron una ofensiva para retomar el último bastión de los terroristas. Ayudados por combatientes kurdos Peshmerga, 5,000 soldados estadounidenses y, al otro lado de la ciudad, las fuerzas chiitas respaldadas por Irán, esta semana el ejército iraquí entró en Mosul por primera vez desde que ISIS tomara la ciudad en junio del 2014 y la proclamaran una base para su califato.

Se espera que cientos de miles de personas huyan a medida que las fuerzas de la coalición liberen más áreas, pero pocas escaparán a Kurdistán de las ciudades y aldeas vecinas de Mosul, ya que en gran parte están deshabitadas porque ISIS las obligó a ir a Mosul.

"Ellos tienen muchos rehenes y mataran a cualquiera que trate de huir", dijo. "Dos hermanos trataron de huir. Ellos mataron a uno de ellos. En este momento la mayoría de las personas son rehenes, quieren huir, pero no pueden... Lo que está sucediendo ahora en Mosul es lo que le hicieron a los cristianos. Es un genocidio, están matando a todos los que no trabajan con ellos o no los ayudan".

Funcionarios de las Naciones Unidas han expresado su preocupación por informes de que ISIS tomó a 550 familias de aldeas de alrededor de Mosul como escudos humanos con el fin de evitar que los civiles escapen. Citando una fuente de inteligencia iraquí, CNN informó que el 20 y el 21 de octubre ISIS ejecutó a 284 hombres y niños en Mosul. Se sabe que los terroristas usan civiles como escudos humanos contra las fuerzas de la coalición.

 .
Las tropas iraquíes de la coalición encontraron un edificio dañado en una de las ciudades fuera de Mosul después de retomarla de los terroristas del Estado Islámico.

Los militantes de ISIS han colocado minas y bombas en áreas anteriormente ocupadas, que las fuerzas de la coalición están desarmando minuciosamente, y la lucha también ha destruido casas civiles y otros edificios en áreas predominantemente cristianas, como Qaraqosh. El líder cristiano dijo que recientemente una joven estaba asistiendo a uno de sus cursos de capacitación de discipulado de siete días en su ministerio cuando repentinamente sus ojos se llenaron de lágrimas. Él le preguntó qué sucedía. Alguien acababa de enviarle una foto de su casa.

Él dijo: "Me mostró una foto de su casa hace dos años, y luego otra foto de su casa ahora, totalmente destruida. Ella vivía en una casa muy bonita".

Muchos cristianos han perdido sus hogares a causa de ISIS, e incluso las ciudades liberadas no son totalmente seguras para que regresen, dijo.

"Qaraqosh está 90% liberada, pero en el otro 10% no hay soldados, sino francotiradores. ISIS tiene francotiradores en todas partes", dijo. "Ellos han construido túneles de casa en casa, por lo que no es 100% segura".

Los 108,000 soldados que luchan por desalojar a los cerca de 5,000 militantes de ISIS podrían tardar meses luchando calle por calle y, en algunos casos, casa por casa, contra las tácticas de defensa guerrillera urbana y limitar las bajas civiles. Las fuerzas de la coalición han comenzado a encontrar a civiles agitando banderas blancas para evitar ser atacados.

La Associated Press informó que en Bazwaya, la última aldea que estuviera en poder de ISIS antes de que las tropas entraran a Mosul desde el este el 1 de noviembre, los residentes colgaron banderas blancas de edificios y se quedaron fuera de sus hogares. Los niños formaron la V de victoria con sus dedos. Un comandante iraquí de las Fuerzas Especiales dijo a la AP que cientos de esas familias serán evacuadas a campamentos de personas desplazadas.

El líder cristiano dijo: "Nos estamos preparando para ellos. Si comenzamos a ver grupos que llegan, empezaremos a ministrarles", agregando que su organización necesita ayuda para preparar suministros. "No tenemos muchos recursos. No tenemos muchos alimentos ni medicinas ni otros artículos, pero vamos a hacer todo lo que podamos".

Por más de dos años el ministerio, asistido por Christian Aid Mission, ha estado distribuyendo Biblias, dirigiendo estudios bíblicos y llevando a cabo sesiones de capacitación de discipulado para personas desplazadas, y muchos han recibido a Cristo. Antes de que ISIS se apoderara de Mosul, ésta tenía la reputación de ser la ciudad iraquí más cerrada al evangelio.

El director dijo: "Así que ahora ven el verdadero rostro del Islam, las enseñanzas del Islam, y saben lo que significa estar bajo el Estado Islámico. De Mosul saldrán muchas historias desgarradoras de gente que está lista para dejar el Islam y suplicar a Cristo que tome sus vidas y les dé sanidad".

El ministerio necesita ayuda para comprar comida, ropa, mantas, carpas, medicinas y Biblias.

El director dijo: "Quiero animar a la gente a proveer ayuda a quienes trabajan allí, ya sea nosotros o cualquier otra persona, para asistir a estas personas, proveerles la Palabra de Dios y las herramientas que necesitan para ministrar a estos refugiados que llegan. Y si Dios quiere Mosul es liberada, vamos a ir Mosul para ministrar allí. Espero poner una Biblia en cada casa de Mosul y declarar a Cristo Rey de reyes y Señor de Señores".

Para ayudar a los misioneros autóctonos a satisfacer las necesidades, puede contribuir en línea mediante el siguiente formulario, o llamar al 434-977-5650. Si prefiere enviar su ofrenda por correo, por favor envíela a Christian Aid Mission, P.O. Box 9037, Charlottesville, VA 22906. Por favor, use el código de ofrenda: 444Iraq ¡Gracias!

Ayude a satisfacer las necesidades físicas y espirituales de los desplazados en Iraq.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP