Misioneros con Ventaja en el Campo

Noticias e Historias de las Misiones

A Pesar de los Terroristas, los Misioneros Avanzan en Filipinas

1 de diciembre de 2016

Filipino missionaries trekking through the jungle.
Los misioneros autóctonos caminan por las selvas para llegar a aldeas remotas en la isla de Mindanao.

A pesar del peligro tanto de los extremistas islámicos como de los guerrilleros comunistas, los misioneros autóctonos de Filipinas recientemente avanzaron y vieron a animistas, soldados del gobierno y guerrilleros comunistas poner su fe en Cristo.

En un alcance en la isla de Mindanao, los misioneros autóctonos superaron la amenaza de los rebeldes islámicos que llevan décadas luchando para imponer la ley Sharia (ley islámica) en gran parte de la región.

El director del ministerio dijo: "Cubrimos ocho provincias, pasando por áreas peligrosas donde nuestros conversos musulmanes experimentan persecución y los misioneros son asesinados. Sin embargo, el equipo fue audaz y valiente entregando el mensaje de esperanza y salvación".

El ministerio envió a un equipo para proclamar a Cristo entre animistas y musulmanes en cuatro aldeas remotas no reveladas por razones de seguridad. Un funcionario local organizó un contingente de soldados del gobierno para brindar protección a los misioneros autóctonos. Al final de la campaña los soldados habían aceptado a Jesús como Señor y Salvador, dijo el director, y los aldeanos estuvieron abiertos a sus enseñanzas.

"Un área había sido afectada por una sequía severa, los niños estaban sufriendo hambre y los padres no podían hacer nada debido a la pobreza profunda", dijo él. "Con un pastor y su equipo les llevamos arroz, conservas, medicinas y pan. Gloria a Dios ellos fueron alimentados, llenos y, sobre todo, recibieron la Palabra, que es el pan y el agua para sus almas".

"Los soldados y los policías locales los hicieron sentirse seguros con su presencia, y la mayoría de ellos también recibió a Jesucristo", dijo el director del ministerio.

Un pastor autóctono y su esposa se unieron a otro equipo ministerial que subió montañas tortuosas para llegar a aldeas remotas con comida, medicinas y ropa, dijo. El pastor compartió la Palabra de Dios con ellos.

"Muchos de ellos respondieron", dijo el líder. "Me impresionó el coraje, la alegría y el eterno apoyo del pastor y su esposa a la obra del Señor aquí, los soldados y policías locales los hicieron sentirse seguros con su presencia, y la mayoría de ellos también recibió a Jesucristo".

En el centro de capacitación bíblica del ministerio, donde a principios de este año 18 personas fueron bautizadas, el 31 de julio se graduaron cuatro personas, incluyendo un ex militante comunista.

"El es un ex soldado comunista rebelde que se salvó, se rindió al gobierno y también se rindió a Él, gloria a Dios", dijo el director. "Últimamente, nuestro ministerio está llegando a los rebeldes comunistas, y un comandante con una recompensa de US$ 150,000 en su cabeza aceptó a Jesús como su Señor y Salvador en uno de nuestros alcances evangelios".

Otro graduado recibió un llamado para pastorear una iglesia donde un pastor y su hijo, también un líder de la iglesia, el año pasado fueron asesinados por presuntos rebeldes comunistas.

"Vamos a tenerlo en oración", dijo el director. "Él dijo: 'Si voy a morir pastoreando esa iglesia, que así sea, si Dios quiere'".

Filipino children praying.
Niños oran en un estudio bíblico en la isla de Mindanao, Filipinas.

Después del doble asesinato dos hijas del pastor martirizado fueron trasladadas fuera de la aldea, al centro del ministerio, y recientemente su viuda y dos hijos jóvenes se les unieron. El director del ministerio agradeció a los patrocinadores de Christian Aid por apoyarlos.

"El trauma y el enojo poco a poco están siendo reemplazados por esperanza y amor", dijo. "Gracias por ayudarme a ponerlos en una escuela privada y segura, y les pido que sigan ayudándoles en sus necesidades y sus comida diarias. Tengo la bendición de saber cómo las necesidades de la madre son satisfechas gracias a un negocio de compra y venta en el patio trasero que ella pudo comenzar, y también a través de la ayuda financiera que ustedes me enviaron.

Las ofrendas de los patrocinadores también han ayudado al ministerio a construir templos, incluyendo uno en un área remota donde los misioneros transportaron materiales en automóvil por ocho horas seguido por otras dos horas a pie. Más de 50 personas esperan ser bautizadas en esa zona.

En otra parte de Mindanao un ministerio autóctono no revelado por razones de seguridad ha visto surgir congregaciones entre muchos ex musulmanes. Debido a la amenaza de violencia, han tenido que llevar a cabo meticulosas medidas para no ser detectados por los militantes islámicos. La congregación se reúne en secreto en una casa, pero no todos a la vez.

"Una familia va a la casa y envía a sus hijos al centro de capacitación", dijo el director. "Entonces los padres se quedan y el pastor les predica. Luego viene otra familia, y él predica el mismo mensaje, luego viene otra, y esto lo hacen en secreto".

Los militantes islámicos se darían cuenta si todas las familias se reunieran juntas, dijo.

"El culto dominical de nuestros hermanos cristianos ex musulmanes fue victorioso", dijo. "Ellos adoraron a Dios en belleza y santidad con éxito a pesar de la tribulación que están enfrentando".

Los militantes islamistas han prohibido toda adoración en otra área, y los ex musulmanes allí deben adorar y escuchar la predicación una familia a la vez. El director del ministerio dijo que el Señor Jesucristo, no los misioneros, ha impulsado el alcance, y que por lo tanto se espera que Satanás encuentre maneras de obstaculizar y desalentar a muchos nuevos discípulos.

"Es aterrador y agotador, porque son tantos, y un día no es suficiente, pero tenemos fe en que nuestro sacrificio no es en vano", dijo. "Por favor sigan orando por nuestros hermanos y niños, que sigan fiel y obedientemente a Dios por medio de Jesucristo".

Para ayudar a los misioneros autóctonos a satisfacer las necesidades, puede contribuir en línea mediante el siguiente formulario, o llamar al 434-977-5650. Si prefiere enviar su ofrenda por correo, por favor envíela a Christian Aid Mission, P.O. Box 9037, Charlottesville, VA 22906. Por favor, use el código de ofrenda: 800PERS ¡Gracias!

Apoye a los creyentes perseguidos de Filipinas.
Email this page Print this page
WEBCAMSP