Misioneros con Ventaja en el Campo

Noticias e Historias de las Misiones

En Medio de las Hostilidades los Misioneros Birmanos Confían en Dios

15 de diciembre de 2016

Native missionary preaches to villagers in Burma.
Un misionero autóctono predica las Buenas Nuevas de Cristo a aldeanos en Birmania (Myanmar).

Una pareja budista de Birmania (también llamado Myanmar) encontró trabajo - y a Cristo - en Tailandia. A pesar de las ganancias que enviaron a sus familiares en su país de origen, a su regreso a Birmania la acogida que recibieron como cristianos fue menos que entusiasta.

Según informó un misionero autóctono, la pareja, no identificada por razones de seguridad, había pedido a sus familiares que compraran tierras para ellos y para la familia extendida con el dinero que habían enviado. Los familiares compraron tierras, pero cuando a principios de este año la pareja regresó a su aldea, sus familiares se negaron a permitirles vivir en la propiedad a causa de su fe cristiana.

Él dijo: "Finalmente sus familiares les dieron un pequeño terreno en una esquina de su aldea para una vivienda temporal, pero les prohibieron estrictamente recibir a un pastor cristiano o huéspedes y tener cultos en su casa".

Los misioneros trataron de visitar a la pareja, poniendo a prueba el grado de oposición de los parientes.

El misionero autóctono dijo: "Cuando sus familiares nos vieron llegar vinieron inmediatamente, reprendiéndolos severamente y amenazándolos con echarlos de la casa. A veces colgaban deliberadamente un cartel que decía: 'Esta casa está en venta'. Así que nos retiramos y dejamos de visitar su casa".

"Cuando sus familiares nos vieron llegar vinieron inmediatamente, reprendiéndolos severamente y amenazándolos con echarlos de la casa", dijo el misionero autóctono.

A la pareja, que tiene dos hijos, se le ha permitido permanecer en su modesto hogar, pero los aldeanos budistas vigilan constantemente sus actividades, y los más hostiles frecuentemente lanzan falsas acusaciones contra ellos.

La razón de que la pareja regresara a Birmania en primer lugar fue llevar las Buenas Nuevas de la salvación en Cristo a su aldea de origen y comenzar una congregación. Sin temor siguen confiando en Dios para continuar.

"A pesar de que tienen muchos problemas, estos creyentes no están desanimados, sino fuertes en su fe, confiando en Dios en que pronto vamos a obtener un pequeño terreno pronto para la adoración en una aldea y evangelizar a todos los aldeanos", dijo el misionero. Ellos no desean ir a ningún otro lugar. Tenemos el gran sueño y oración de obtener permiso y conducir cultos en esa misma aldea y proclamar el evangelio de Cristo para extender el Reino de Dios".

Según un informe divulgado el martes 13 de diciembre por la Comisión de los Estados Unidos Para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF por sus siglas en inglés), en Birmania, las políticas oficiales también hacen difícil que los cristianos obtengan templos.

Typical structure where a house church meets in Burma.
Una estructura típica de Birmania (Myanmar), donde se reúne una iglesia casera.

"Las restricciones discriminatorias a la propiedad de la tierra con fines religiosos afectan a las comunidades cristianas de Birmania", señala el informe, titulado "Situación oculta: Las minorías cristianas en Birmania".

El informe de USCIRF documenta incidentes de intimidación y violencia contra los cristianos, reubicación forzosa, destrucción de cementerios cristianos, ataques a lugares de culto y una campaña continua de conversión forzada al budismo, particularmente en las áreas de Chin y Naga.

Los misioneros autóctonos de Birmania enfrentan otros obstáculos. El año pasado el ex presidente Thein Sein firmó la Ley de Conversión Religiosa de Birmania, requiriendo que aquellos que desean cambiar de fe pasen por una entrevista y participen en estudios religiosos por hasta 90 días antes de obtener aprobación para la conversión de las juntas establecidas en los municipios.

Aplicar para convertirse "con la intención de insultar, desobedecer, destruir o abusar de la religión" es castigado con dos años en la cárcel. La USCIRF ha declarado que la ley proveería bases para que los miembros de las religiones abandonadas presentaran cargos vengativos contra los cristianos. La nueva ley, ampliamente condenada por la comunidad internacional de derechos humanos, obliga a los que desean convertirse a proveer una extensa lista de información personal a las juntas de registro y responder a preguntas intrusivas.

Entre el 80 y 90 % de la población del país practica el budismo, que incluye espiritismo, ocultismo y creencias supersticiosas que preceden al budismo. Los cristianos evangélicos representan entre el 5 y el 9 % de la población del país.

En Birmania, donde la casa típica contiene un santuario a Buda con su imagen comúnmente colocada en un trono, muchas personas adoran su estatua de Buda con un ritual que se cree que le provee una calidad sagrada que protege el hogar y el área de desgracias. Mezclado con la adoración de Buda es la adoración de espíritus - incluyendo 37 "grandes espíritus", la mayoría de los cuales fueron humanos que murieron violentamente, junto con el resto de los espíritus más comunes asociados con los árboles, el agua, las montañas y otros aspectos de la naturaleza.

La adoración de estos espíritus precede al budismo en Birmania, pero a medida que la religión ganó prominencia en el país, esas creencias y rituales se fusionaron con el budismo. Se cree que profesar lealtad sólo a Cristo enojará a los mismos espíritus que tanto los aldeanos como los habitantes urbanos esperan aplacar.

Otra pareja birmana que se convirtió en cristiana mientras vivía en Tailandia enfrenta esos mismos obstáculos culturales y legales. Ellos han regresado y también están trabajando para llevar a la gente de Birmania a Cristo, dijo un misionero autóctono de un área no revelada.

Él ha trabajado con la pareja durante varios meses, ayudando a difundir el evangelio y adorando con ellos en su casa.

"El Señor aumentó nuestro número con otras tres familias de esa aldea", dijo.

Previamente la iglesia se reunía en otra casa, pero los padres budistas del cristiano que había ofrecido su casa para la adoración lo expulsaron después de enterarse de su fe recién descubierta.

"La primera familia con la que trabajamos juntos en la fundación de iglesias fue expulsada de su vivienda, que pertenece a sus padres", dijo el misionero autóctono. "Pero un hombre rico compró tierra y construyó una casa para esa familia en otro terreno de la misma aldea." Este cristiano ahora trabaja en la escuela del hombre que compró la tierra para él".

El misionero autóctono agradeció a Dios por esa provisión y agradeció a los patrocinadores de Christian Aid Mission por hacer posible la obra de todos los equipos del ministerio.

Para ayudar a los misioneros autóctonos a satisfacer las necesidades, puede contribuir en línea mediante el siguiente formulario, o llamar al 434-977-5650. Si prefiere enviar su ofrenda por correo, por favor envíela a Christian Aid Mission, P.O. Box 9037, Charlottesville, VA 22906. Por favor, use el código de ofrenda: 800PERS ¡Gracias!

Apoye a los creyentes perseguidos en el Sudeste Asiático.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP