Noticias e Historias de las Misiones

Un Ministerio Autóctono de Perú Alivia el Dolor de los Pobres

9 de marzo de 2017

Villagers receiving clothes in Peru.
Aldeanas muy felices de recibir donaciones de ropa en el norte de Perú.

Después de que la mujer con la que había vivido durante tres años le dejó por otro hombre, un joven en el norte de Perú cayó en una profunda depresión y decidió mezclar veneno en una bebida para suicidarse.

En el distrito semitropical de Olmos, a unas 500 millas al norte de Lima, Dali creía que el suicidio era la única forma de superar el dolor. Mientras pasaba los canales de una radio, en una estación escuchó a alguien hablar de la esperanza en Jesucristo. Después de escuchar durante algún tiempo, llamó.

El evangelista de la radio dijo: "Pude explicarle que el Señor tiene un plan, un propósito para él. Dali recibió a Jesús como su Salvador, empecé a enseñarle la Biblia y ahora el Señor lo ha librado de la muerte".

Dali está aprendiendo la Biblia y comparte la historia de su transformación con amigos y parientes. El evangelista de la radio, que lidera un ministerio autóctono que sirve a áreas del Perú, dijo que pronto Dali será bautizado.

En junio pasado el programa de radio llevó a la formación de una iglesia en la ciudad de Olmos, y Dali recientemente se convirtió en parte de la congregación de 19 miembros.

El líder del ministerio dijo: "Nos reunimos dos veces por semana, y una vez al mes ayunamos y oramos por las necesidades de la congregación. También hace unos meses varias personas fueron bautizadas".

El ministerio de la radio genera contactos cara a cara, y los miembros del equipo viajan a aldeas remotas de la selva para compartir de Cristo personalmente y llevar ropa, zapatos y ayuda financiera.

Una vez adicto al alcohol, y ahora recuperado, el líder está bien equipado para llegar a la gente que sufre en Perú. Él fue criado en una familia llena de brujería y adoración a ídolos, el mismo tipo de animistas que viven en la selva que su ministerio ha alcanzado con el evangelio desde 1988. El ministerio ahora sirve como una organización sombrilla para varios grupos de iglesias que ministran en la región Lambayeque del norte de Perú.

Los equipos alcanzan a los quechuas étnicos, que constituyen 4.4 millones de los aproximadamente 30 millones de peruanos, y practican el animismo y la brujería, a menudo en conjunción con una forma nominal de catolicismo. Los misioneros autóctonos rara vez encuentran quechuas que hayan oído o entendido el evangelio de Cristo. Los quechuas Lambayeque suelen ser más devotos a elementos de la naturaleza que deben ser aplacados con ofrendas.

"Entre los quechuas Lambayeque de los Andes, la mayoría de la población adora ídolos y necesita escuchar la esperanza en Jesús", dijo el líder.

Mientras los miembros del equipo gastan regularmente mucho tiempo y energía para llegar a las tribus remotas, el ministerio de radio supera las barreras geográficas en un instante. Freddy Crisanto, un oyente de Jajan, en la vecina provincia de Piura, en los Andes, dijo: "Gracias por sus programas de radio, son una bendición que me ayuda a acercarme a Jesucristo".

Ángel Julca, un joven que nunca había oído el evangelio, el año pasado visitó las oficinas de radio del pueblo de Chapala haciendo muchas preguntas sobre el cristianismo. Uno de los misioneros habló con él, y ese día el joven puso su confianza en Jesús. Una mujer llamada Gloria llamó desde un pueblo de chabolas para agradecer un programa diario de oración de 5 a 6 de la mañana, diciendo que ayudó a restaurar su vida espiritual y ahora es una mujer diferente y cambiada por Cristo". Otro oyente, Nery, viajó a la estación de radio del pueblo de Yahuangate y también dedicó su vida a Jesús.

Nery dijo: "Ahora sigo estudiando la Biblia a través de sus programas de radio, y asisto a una congregación local. Gracias por ser un instrumento en las manos de Dios".

Ministry workers carrying supplies in Peru.
Miembros del equipo del ministerio descargan regalos para niños en preparación de la distribución.

Así el ministerio de radio genera el mismo tipo de contactos cara a cara que los equipos misioneros encuentran en sus viajes a aldeas no alcanzadas. Los equipos del ministerio realizan incursiones regulares a aldeas remotas para compartir personalmente de Cristo. Recientemente realizaron un viaje de 8 horas en autobús a la aldea Uyurpampa para llevar ropa, zapatos y ayuda financiera, todo hecho posible por los patrocinadores de Christian Aid Mission.

Los niños que se benefician de una celebración navideña en la aldea de la región de Lambayeque sonríen al recibir regalos que sus familias no pueden pagar, dijo el director.

Segundo, de 7 años, dijo: "Sólo tenía sandalias, y cuando llovía mis pies se mojaban y yo tenía mucho frío. Ahora con estos zapatos cerrados no tendré frío, además, la ropa me será muy útil. Muchas gracias por estos regalos".

La distribución de elementos básicos de vida ayuda a abrir el camino para la proclamación del evangelio tanto a los niños como a los adultos, dijo el líder del ministerio. Agradeciendo a los patrocinadores de Christian Aid, señaló cómo una niña de 10 años llamada Carmen expresó su agradecimiento.

"No pueden imaginar lo feliz que estoy de recibir este par de zapatos y ropas. Esta es la primera vez que tengo un regalo de Navidad. Les doy las gracias desde lo más profundo de mi corazón y que Dios les bendiga ricamente".

Para ayudar a los misioneros autóctonos a satisfacer las necesidades, puede contribuir en línea mediante el siguiente formulario, o llamar al 434-977-5650. Si prefiere enviar su ofrenda por correo, por favor envíela a Christian Aid Mission, P.O. Box 9037, Charlottesville, VA 22906. Por favor, use el código de ofrenda: 245NLE ¡Gracias!

Ayude a los misioneros autóctonos en el norte de Perú.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP
245NLE-WMN