Noticias e Historias de las Misiones

Construyendo Milagros en los Desiertos del Medio Oriente

13 de julio de 2017

Partially constructed building in the Middle East.
El sueño de construir un refugio para niños y ancianos necesitados sólo se ha convertido en realidad a medias.

Recientemente le dijeron a un egipcio egresado de un seminario que le sería imposible conseguir un terreno para construir un albergue para ancianos y niños huérfanos o necesitados. Un huérfano él mismo, Habib Ayad siguió adelante por fe, por segunda vez, ya que anteriormente había perdido uno a causa de un fraude.

Ayad había obtenido gran parte de los fondos para ese terreno de sus familiares. Su sueño de un albergue se convirtió en polvo cuando le quitaron la tierra mientras estudiaba en el Seminario Teológico Evangélico de Jordania (JETS) y funcionarios del gobierno tomaron control del mismo. Su visión, sin embargo, permaneció intacta.

Un administrador de JETS que pidió permanecer anónimo dijo: "Durante sus años de estudio habló de esa visión, pero parecía una visión imposible. Habib no tenía propiedades ni finanzas, sabía que para cumplir su visión necesitaba ahorrar dinero y tener más conocimientos bíblicos para llegar a los niños y ancianos con las Buenas Nuevas".

Después de graduarse con un título de maestría en el 2014, Ayad permaneció en Jordania durante un año, ejerciendo su oficio de plomero y ministrando a inmigrantes egipcios. Él, su esposa y sus hijos regresaron al área de Samalut en el Alto Egipto.

Él dijo: "Mi mayor desafío fue que uno de los pastores en Egipto me dijo que me sería imposible comprar y construir un albergue. Este pastor olvidó que tengo un Dios vivo en quien confío, y sé que construiré ese albergue".

El administrador dijo: "Estudiar en JETS ayudó a Habib a ser fuerte y a permanecer firme frente a cualquier desafío mientras cumplia con su visión y llamado".

Él tenía suficientes ahorros como para comprar un lote más pequeño, casi la mitad de tamaño del que había perdido. Ahora no tiene ingresos. Incluso mientras supervisa a un equipo de construcción en busca de su visión; el edificio y sus tareas pastorales no remuneradas ocupan todo su tiempo. Los lugareños consideran que es "una vergüenza" que un pastor sostenga su altamente estimada vocación con un oficio de baja categoría como plomería, dijo el administrador.

Ayad aprendió a confiar en Dios para sus necesidades cotidianas a principios de su ministerio. Él tenía 19 años cuando llegó por primera vez a Jordania a mediados de la década de 1990 para encontrar trabajo. En el 2005 se estaba volviendo cada vez más dedicado a ministrar a inmigrantes empobrecidos de Egipto. Habiéndose casado en el 2004 y comenzado una familia, le preocupaba su conflicto entre servir a los inmigrantes y la necesidad de proveer para su esposa e hijo.

Su fe - y la de su esposa - lo llevó a estudiar teología, y en 2007 se inscribió en JETS para confirmar su vocación.

"Él sentía la mano del Señor guiándolo y pastoreándolo", dijo el administrador. "Él vivió para el Señor y confió en que El supliría todas sus necesidades espirituales, financieras y físicas".

Ayad ayudó a dirigir el culto entre inmigrantes egipcios en Jordania dentro de las paredes de la iglesia, y fuera de ellas les dio estímulo y asistencia luego de que JETS lo ayudó a desarrollar una base más profunda para su ministerio. Ayad comenzó a poner sus dones, tales como su compasión por las preocupaciones de la gente, dentro de una visión espiritual más amplia.

"Mientras estudiaba en JETS, Habib descubrió su vocación espiritual de servicio humanitario, lo que confirmó la visión de cuidar a huérfanos y ancianos que ya tenía", dijo el administrador. "Esto le ayudó a ser fuerte y a permanecer firme frente a cualquier desafío mientras cumplía de esa visión y llamando".

JETS graduate Habib Ayad.
Graduado de JETS, Habib Ayad tiene el temperamento y la fe para hacer algo de la nada.

Mientras Ayad se esfuerza por pagar a sus obreros y proveerles comida en el lugar de trabajo, estos ya han construido la estructura básica de cuatro apartamentos, cada uno de los cuales todavía necesita instalación de electricidad, plomería y azulejos. Él planea poner a seis personas en cada apartamento. Además de disponer de pocos fondos para completar las unidades, le falta un automóvil, dificultando su capacidad de hacer las cosas a tiempo.

Sus estudios en JETS fortificaron su fe, así como la de otros graduados que desde 1995 sirven en 19 países como evangelistas, pastores, líderes juveniles, líderes de ministerio entre mujeres, líderes de ministerios infantiles y otras áreas de iglesia y servicios. Los graduados de JETS pastorean más de la mitad de las 60 iglesias evangélicas de Jordania.

Al igual que Ayad, Felimoun Barsoum, otro estudiante de JETS, proviene de un área en la gobernación de Minya, en el Alto Egipto. Él dijo que ha visto a JETS cambiar la vida de muchos graduados que viven en su aldea.

"Estudiar en JETS me dará experiencia, conocimiento y profundidad en los diferentes temas bíblicos, y aumentará mis conocimientos para poder enseñar y entrenar a otros", dijo. "Mi plan es servir al Señor en los países árabes, cuidando al pueblo del Señor en áreas desfavorecidas. Ya estoy orando para ver donde el Señor quiere que le sirva".

Ayad, mientras tanto, está trabajando para recaudar fondos para terminar al menos los primeros cuatro apartamentos.

"Si consigue fondos, estos estarán listos en menos de seis meses", dijo el administrador. "En este momento hay algunas personas mayores esperando entrar al albergue".

Los patrocinadores de Christian Aid Mission han ayudado a los estudiantes JETS a cumplir con su visión ministerial, y su apoyo permitiría a Ayad y a los estudiantes actuales multiplicar el impacto del Reino en los países del Medio Oriente. Por favor considere ayudar a cumplir la visión de aquellos que están estudiando y sirviendo por fe.

Apoye a misioneros estudiantes y graduados como Ayad.
Email this page Print this page
SC: 64:292
420JET-TSF