Noticias e Historias de las Misiones

Con Mosul en Ruinas, los Iraquíes Necesitan Ayuda Urgente

17 de agosto de 2017

 .
En y alrededor de Mosul, las casas de muchas personas permanecen en ruinas.

Aterrorizada y en lágrimas, una madre iraquí pidió a los militantes islámicos (ISIS) que no se llevaran a su hermosa hija de 3 años.

La joven madre católica se agazapó en el piso de su apartamento de hormigón abrazando a la niña que lloraba. La madre dijo de nuevo que la familia no tenía dinero para darles.

Un terrorista sujetó sus brazos mientras otro arrebataba de su regazo a la niña que gritaba. Si la familia no tenía dinero para darles a cambio de permanecer viva, entonces tomarían a la pequeña Christine. Ellos salieron de la casa en Qaraqosh para tomar Mosul, que sería la ciudad más grande en su califato.

Eso fue en 2014, y tres años después la madre lloró otra vez – esta vez de alegría. A principios de este año, cuando las fuerzas iraquíes y la coalición respaldada por Estados Unidos liberaron una parte de Mosul, los militantes de ISIS dejaron a Christine frente a una mezquita. Los residentes la entregaron al ejército iraquí, y los soldados la llevaron al campamento de desplazados internos en Erbil, donde su madre se había refugiado.

"Cuando Christine fue devuelta a su madre, un gran número de desplazados se reunió para celebrar la llegada", dijo el director de un ministerio autóctono. "Su madre en la calle lloraba y reía al mismo tiempo".

"Algunos tienen miedo de la venganza – la situación no es completamente segura para ellos", dijo el director. "Había tanta destrucción en las calles, la gente estaba muy delgada y parecía que estaba sufriendo".

El hermano mayor de la niña también la saludó. Christine, que a los 6 años había pasado la mitad de su vida en cautiverio abusivo, estaba tan traumatizada y confundida que tenía una expresión en blanco.

El director dijo: "Christine no recordaba mucho su infancia y lenguaje, excepto a su madre, que se desplomó en lágrimas cuando la vio viva. La niña estaba muy confundida porque no podía entender lo que le había sucedido, pero veía mucho amor en todos. Por la simpatía y el amor que la gente le mostraba, inmediatamente vio la diferencia entre lo que había estado viviendo y hoy".

Christine dijo al equipo del ministerio que las personas que la tomaron eran malas. Cuando los misioneros visitaron a su familia percibieron que la familia no conocía la gracia disponible en la muerte y resurrección de Cristo, y les explicaron el evangelio. Luego oraron con ellos para que buscaran al Señor.

No puedo ir a Casa Otra Vez

 .
A soldier from liberating forces is welcomed in a town outside Mosul.

Diariamente los equipos del ministerio encuentran oportunidades para proclamar a Cristo en los campamentos de desplazados internos, que aún están llenos más de un mes después de que las fuerzas iraquíes liberaran a Mossul de ISIS. Algunas personas sólo encuentran escombros donde una vez estuvieron sus hogares; otros temen regresar, porque la mayoría de los musulmanes de Mosul sostienen una ideología extremista similar a la de ISIS y los consideran traidores.

"Así que algunos tienen miedo de la venganza – Mosul no es completamente segura para ellos", dijo el director. "Cuando conducía por allí parecía que acababa de descubrir una antigua civilización, porque había tanta destrucción en las calles. La gente estaba muy delgada y parecía que estaba sufriendo".

Las células latentes de ISIS, los atentados suicidas con bombas y las trampas todavía pueden presentar peligros, pero muchas personas de Mosul recibieron a Jesús en los campos de Erbil, y el ministerio las ha entrenado para que ministren cuando regresen.

El director encontró algunas células radicales islámicas latentes entre los civiles en Mosul, pero sintió que Dios le decía que comenzara a buscar a cristianos claves para establecer el ministerio en la ciudad. Él y sus equipos tienen planes amplios para satisfacer las necesidades humanitarias y proclamar a Cristo en la ciudad adyacente al antiguo sitio de Nínive.

"El equipo del ministerio y yo conocíamos a muchas de las personas en la ciudad y les hablamos del Señor y de Su salvación", dijo, agregando que a menudo les hablaban sobre la advertencia de Dios a Nínive, en el Libro de Jonás, que si no se arrepentían vendría la destrucción. "Les recordamos lo que les habíamos dicho antes, cómo se volvieron contra Dios y en cambio quisieron a su dios Alá – y no escucharon y Dios les trajo la destrucción por ISIS".

"El equipo del ministerio y yo conocíamos a mucha gente de la ciudad y les hablamos del Señor y de su salvación", dijo, y agregó que les hablaban sobre la advertencia de Dios a Nínive, que si no se arrepentían vendría la destrucción.

Diciendo que el Señor quiere de nuevo la salvación de la ciudad, los equipos distribuyeron muchas Biblias en audio y Biblias infantiles en las afueras de Mosul, y ayudaron a numerosas personas necesitadas en la medida en que las finanzas les permitieron. Cruzando la llanura de Nínive, los equipos visitaron varias aldeas y campamentos, compartiendo a Cristo con más de 500 personas y entregando más de 3,000 Biblias de niños y 1,500 Biblias en audio en tres idiomas diferentes.

Él dijo: "Unas 100 personas recibieron a Cristo en sus vidas y oraron la oración de salvación, y yo personalmente creo que el número es mayor que eso, ya que a menudo oramos con grandes números".

La Señal de Jonás

La transformación espiritual de Mosul ha comenzado con personas en las afueras que han recibido a Cristo. También en Mosul hay nuevos cristianos, como un excavador de pozos de agua de 32 años llamado Younus, que se traduce como Jonás.

Su trabajo estaba en alta demanda porque desde que ISIS asumió el control, la ciudad carecía del servicio de agua. Antes de que llegara a ser cristiano, el equipo a menudo lo encontró y tuvo la oportunidad de hablarle acerca de Cristo y darle una Biblia.

La última vez que el director lo vio, Younus no tenía nada bueno que decir sobre el Islam y dijo que se sentía obligado a predicar a Cristo.

"Younus me dijo que sentía que tiene el deber de hablar a todo el pueblo de Mosul acerca de la salvación, la paz y el amor que la ciudad de Mosul no ha visto desde el tiempo de Jonás - y que todo existe en Cristo", dijo.

El director oró con Younus para que Dios lo protegiera del mal y le diera el espíritu de Jonás en su predicación. Tales encuentros ocurren regularmente en Iraq, y su generosidad permite a los misioneros autóctonos ofrecer ayuda y la oportunidad de conocer a Jesucristo. Considere por favor una ofrenda para ayudar a los misioneros a cubrir las necesidades físicas y espirituales.

Ayude a satisfacer las necesidades físicas y espirituales de los desplazados en Iraq.
Email this page Print this page
SC: 64:334
444SHM-PHS