Noticias e Historias de las Misiones

Aprendiendo a Perder la Vida y Ganar a Cristo en Nepal

24 de agosto de 2017

Worshippers at a church service in Nepal.
Las iglesias en Nepal están entre las de más rápido crecimiento del mundo.

El ex-hindú de línea dura en el país himalayo de Nepal estaba lleno de un profundo sentimiento de fatalidad cuando se reunió con el evangelista que lo había llevado a Cristo unos meses antes.

Kiran* sentía que había perdido su futuro. Sus padres lo habían repudiado por dejar el hinduismo, y ser expulsado de su familia en Nepal era perderlo todo. Las oportunidades para el hogar, el empleo y el matrimonio, por no hablar del nivel de vida, dependían del apoyo y la bendición de su familia acomodada. Ahora sería tan pobre como tantos otros en Nepal.

Pero había ganado a Cristo, una luz piloto en su oscuridad.

Asegurando a Kiran que esa noche tendría un techo sobre su cabeza, el evangelista mencionó que él también había resistido la separación de su familia hindú; él había dejado su hogar y su aldea de joven por una vida de pecado. Después de una temporada como un "hindú pródigo", llegó a Cristo a través de la sanidad de su propia enfermedad y por ser testigo de la sanidad de otros. Desde que se embarcó en la aventura con el Señor, le dijo a Kiran, Dios lo había bendecido más allá de todo lo que imaginaba.

"Ya que usted está ministrando entre hindúes que creen en 33 millones de dioses, ¿cómo convence a la gente de que crea en Jesús?", dijo el director del ministerio.

"Fui al Medio Oriente y trabajé dos años, luego volví y compartí mi fe con mi madre", le dijo el evangelista, líder de un ministerio autóctono en Nepal. "Cuando se enteró de que me había convertido en cristiano, pensó que yo iba a morir. Oré por ella durante muchos años, y ahora ella y todos mis parientes son cristianos".

Kiran sintió un débil rastro de esperanza y el Espíritu Santo, que le había mostrado el pecado y la salvación, surgió a través de él. Ese encuentro tuvo lugar en el 2015, aproximadamente un año después de que el evangelista, el pastor Dan, recibiera una inspiración de Dios para fundar 100 iglesias - y justo antes de los terremotos de abril y mayo del 2015 en Nepal.

Fe Sacudida

Man praying for healing in Nepal.
La sanidad es un factor clave en el crecimiento del cristianismo en Nepal.

Los padres de Kiran eran tan devotos al hinduismo que cada año daban US$ 6,000 a un templo dedicado a la deidad hindú Shiva. Antes de poner su fe en Cristo, Kiran había sido activo en un grupo juvenil hindú que trabaja para mantener la herencia hindú de Nepal. Hasta el 2008 una monarquía hindú, Nepal está tan empapada en la religión que cada día y cada mes tiene alguna deidad hindú asociada a ella.

Cuando ocurrieron los terremotos, la devoción de muchos nepalíes al hinduismo terminó, ya que la pérdida severa abrió sus corazones a Cristo. Algunos de los parientes de Kiran estaban entre ellos.

"Su casa se derrumbó, y toda su riqueza desapareció", dijo el pastor Dan. "Los parientes de Kiran y otros aldeanos pidieron ayuda, y enviamos a algunos de nuestros misioneros a esa aldea. Ellos fueron allí con arroz y gasolina para el pueblo, todo el pueblo les dio la bienvenida y allí se fundó una iglesia".

Esa fue sólo una de las 36 iglesias que los misioneros autóctonos del pastor Dan fundaron en los siguientes tres años. Ellos esperan alcanzar su meta de 100 nuevas iglesias para el 2020.

Él dijo: "Ya que usted está ministrando entre hindúes que creen en 33 millones de dioses, ¿cómo convence a la gente de que crea en Jesús? La buena respuesta es que usted no los convence - ese es el trabajo del Espíritu Santo. La discusión y la lectura de libros no ayudan en absoluto a convertir a las personas. Algunas personas pueden pensar lógicamente y creer, pero el Espíritu Santo es el mejor evangelista para convencer y guiar a la gente hacia Cristo".

Brote de Crecimiento

Habiendo fundado decenas de iglesias entre los nepalíes en los Estados Unidos mientras perseguía sus títulos teológicos, en el 2014 el pastor Dan sintió que Dios le decía que comenzara a trabajar en Nepal. Él comenzó a reclutar y capacitar a nepaleses para establecer comunidades cristianas con un énfasis en tres frentes: Cada creyente comparte el evangelio, cada creyente ayuda económicamente a la iglesia sin importar lo pobre que sea, y cada iglesia funda otras iglesias.

Él y su personal de 25 misioneros a tiempo completo han seleccionado ocho ciudades donde planean establecer iglesias. Desde allí quisieran que esas iglesias enviasen misioneros autóctonos a los 75 distritos de Nepal. También para el 2020 planean iniciar un instituto bíblico en Nepal.

Él dijo: "No estoy juzgando a ningún misionero extranjero que va al extranjero, pero he visto mucho menos resultados de ellos. Ustedes pagan US$ 38,400 por una familia de misioneros extranjeros de cuatro, sólo para que vayan a Nepal por dos años, lo que incluye el aprendizaje de idiomas y los gastos de vida. Nosotros sostenemos a uno de nuestros misioneros con US$ 100 y US$ 200 al mes".

La enseñanza del "Evangelio de la Prosperidad" ha ganado apoyo en la nación en gran medida empobrecida, y ellos prohíben expresamente a sus discípulos asistir a cualquiera de las reuniones de ese movimiento. También se les enseña la importancia de la oración, la lectura de la Biblia, vivir una vida semejante a Cristo, evangelizar y encontrar sus dones espirituales y su llamado al servicio.

Él dijo: "En los últimos dos meses bautizamos a 154 personas y se iniciaron cinco iglesias. Puse en Facebook y en mi cuenta de Twitter lo que está sucediendo, y algunas personas dijeron: 'Detenga ese movimiento'. Yo dije: 'Este es un movimiento de Jesús, ¿Quién soy yo para detener este movimiento? Dios está obrando, nadie puede detener este movimiento, ningún poder puede detener este movimiento'".

¿Ayudará a los misioneros autóctonos a mantener el ritmo del movimiento de Dios en Nepal con su ofrenda en oración?

*Nombre cambiado por razones de seguridad.

Ayude a fundar nuevas congregaciones en Nepal.
Email this page Print this page
SC: 64:338
702GMM-NGB