Noticias e Historias de las Misiones

Diversión Sanadora Para Niños Sirios en Tiempos Difíciles

26 de octubre de 2017

Syrian refugee children.
Seis años después de que comenzara la guerra civil en Siria, los refugiados en campamentos improvisados están aún más necesitados.

Después de sufrir el secuestro de su hijo menor a manos de terroristas del Estado Islámico (ISIS) en Siria, solo hay una cosa que hará que un misionero autóctono deje de servir a su pueblo.

Antes de que ISIS perdiera su última gran ciudad en Siria, los militantes invadieron el puesto avanzado del misionero y secuestraron a su hijo de 17 años. La familia del misionero pasó meses de angustia mientras luchaba por reunir suficiente dinero para pagar el rescate.

El misionero ya estaba prestando servicios a su pueblo mucho antes de que estallara la guerra en 2011. Él ahora provee alimentos, albergue y atención médica a los sirios desplazados por la guerra y, a diferencia de muchos misioneros extranjeros, planea continuar prestando servicios mucho después de que ésta termine. Después de pagar el rescate y recuperar a su hijo, dijo que ningún desastre o desánimo lo alejaría de su vocación.

"Mi muerte es la única forma en que dejaría este lugar", dijo.

Entre la amenaza del secuestro y la ansiedad por las familias desgarradas por la guerra, no es fácil ser un niño en Siria. La demanda continua de pañales en los campamentos para personas internamente desplazadas no es solo para bebés; muchos de ellos son para niños mayores que están tan traumatizados por los bombardeos, la inestabilidad o la pérdida de parientes que por la noche están mojando sus camas, supo un visitante.

"Uno de los pedidos de oración que tuvimos mientras visitábamos a estos niños en los campamentos fue: 'Por favor, oren por mi hijo adolescente, mi hija adolescente, que dejen de mojar la cama para que ya no tengan que usar pañales'", dijo él.

"Los niños piden oración porque no saben dónde están sus padres, o hermanos, o si perdieron a alguien o si alguien murió", dijo el director. "Están sufriendo".

Aunque este mes ISIS fue expulsado de Raqqa, el último bastión importante del grupo terrorista, los ataques de la guerrilla continúan, y el gobierno sigue combatiendo a los rebeldes en otros sectores. Sin embargo, a medida que las personas internamente desplazadas comienzan a regresar a las ciudades recapturadas, las oportunidades para atender a niños traumatizados aumentan.

Un ministerio autóctono que ha ofrecido programas para niños en nueve ciudades de Siria acaba de expandirse a cuatro más. Para los niños que sufren una serie de ansiedades, las canciones, sátiras y juegos en la atmósfera cargada de cientos de niños, de 800 a 900 los fines de semana y de 80 a 150 durante la semana, son una terapia natural.

Para los niños más pequeños hay juegos, libros bíblicos para colorear y sketches o funciones de payasos, y luego están listos para escuchar a los misioneros juveniles autóctonos hablarles sobre Dios, Jesús y el evangelio.

"Incluso les preguntamos si hay algo por lo que les gustaría que oráramos", dijo el director del ministerio autóctono. "Principalmente escuchas a niños pedir oración porque no saben dónde están sus padres, o hermanos, o si perdieron a alguien o si alguien murió. Están sufriendo".

Mientras la oración les da la oportunidad de compartir las heridas reprimidas y entregarlas a Dios, también se les muestra películas que los transportan fuera de su dura realidad, un respiro que abre más espacio para la curación.

Los programas para niños de 14 años en adelante incluyen juegos de mesa que los alienta a hablar, así como películas y oraciones.

"Lo mejor de todo es que saben que es un programa cristiano", dijo el director. "Saben que no solo estamos entreteniendo, sino que estamos aquí para orar con ellos".

Conociendo a Dios

Syrian refugee children.

Los padres que los traen, el 95 % de ellos musulmanes, saben muy bien que se trata de un programa cristiano. Están contentos de ver la mejoría y la transformación en sus hijos, y aunque por lo general no se quedan para observar, se les da la opción de tomar té o café en las áreas de espera adyacentes.

La mayoría de estos padres no dirían que desean saber sobre el cristianismo, pero el director sospecha que secretamente lo hacen, y las áreas de espera les brindan un lugar seguro para preguntar.

"Terminan haciendo preguntas y sabiendo más", dijo. "Así que realmente es Jesús, el Hijo de Dios, quien los alcanza. Ellos preguntan: '¿De verdad crees en tres dioses?' y, '¿Qué creen los cristianos?'. Luego volviendo a lo que ISIS está haciendo, dirán que esto no es Islam y que el Islam es más pacífico, y entonces el tema simplemente se abre solo".

Los padres pronto descubren que en el mismo sitio hay un programa paralelo para adultos, al que pueden asistir: Una sala de espera tiene una sesión de charla y debate, similar al Curso Alfa, que presenta los conceptos básicos del cristianismo. Otra sala podría tener un estudio bíblico para adultos. Los grupos de estudio bíblico se forman a partir de estos y otros alcances.

De acuerdo con la práctica cultural, hay áreas de espera separadas para hombres y mujeres, dijo el director.

"Tenemos té y café con ellos, y compartimos un pequeño testimonio", dijo. "Siempre hay alguien que les pregunta: '¿Por qué vinieron? ¿Qué es lo que a ustedes, como padres, les interesa saber?' Y así es como tratamos de filtrar a aquellos que están interesados en saber más, y desde allí podemos tener un pequeño estudio bíblico con ellos, o tenemos algo como el Curso Alfa, pero diseñado especialmente para musulmanes, que ha estado funcionando fenomenalmente".

El director del ministerio autóctono dijo que cada año cientos de sirios están poniendo su fe en Cristo, rayos de luz en un paisaje oscuro.

"Los musulmanes responden muy bien", dijo. "Sinceramente, agradecemos vuestras oraciones y apoyo, no podemos prescindir de ellos".

Una ofrenda para ayudar a los misioneros sirios a llegar a los niños y sus padres traerá alivio, sanidad y salvación en medio de la oscuridad.

Apoye al ministerio de alcance a los niños en Siria.
Email this page Print this page
SC: 65:103
414JFK-EVM