Foto de la Semana

Native missionaries docking their bike-bearing canoe along the riverbank in Colombia.

Malabarismos

Un misionero de Colombia viaja en un bote que transporta una motocicleta para llegar a tribus en áreas remotas de su país que nunca han oído acerca de Cristo. En el último año el ministerio autóctono que lo envió también fundó iglesias en dos pueblos y comenzó a evangelizar en varias otras áreas de Colombia. Dos misioneros autóctonos están proclamando a Cristo entre los grupos étnicos Tiwiwi y Zakuani en el río Planas, viajando entre 7 y 10 horas por senderos peligrosos de la selva para llegar a ellos. El director del ministerio dijo: "Usamos bicicletas y motocicletas porque las carreteras no tienen puentes sobre los ríos", y añadió que las aguas están infestadas de pirañas y serpientes venenosas. Otros dos misioneros autóctonos han comenzado a ministrar en comunidades a lo largo del río Orinoco. Él dijo: "Para llegar al rio Orinoco primero hay que navegar los ríos Gavilán y Tomo, luego viajar dos días y medio en canoa para llegar al lugar donde se fundó la iglesia. En esa aldea ya hay cinco familias que entregaron sus vidas a Jesús, y estamos planeando construir una capilla para reunir a las personas de esa región. Agradecemos el apoyo y las oraciones, que nos permiten llevar el mensaje glorioso de la salvación en Jesucristo, nuestro Señor y Salvador, a grupos étnicos como los Zikuani y Piapoco".

Donde sea más necesario en Colombia.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP