Foto de la Semana

A Syrian mother and child face an uncertain future at a makeshift refugee camp outside Adana, Turkey.

Presionando

Una madre siria y su niño enfrentan un futuro incierto en un campamento de refugiados improvisado fuera de Adana, Turquía. Con partes de Alepo en manos de grupos terroristas extremistas islámicos, que obligan a los hombres a unirse a sus filas, muchos refugiados sirios son mujeres y niños que han dejado atrás maridos, padres y hermanos. El gobierno sirio también ha presionado a los hombres para que luchen. "El gobierno les pidió a mi marido y a mi hijo que se ofrecieran como voluntarios para luchar contra el ISIS [Estado Islámico] y el Frente Nusra", dijo una mujer refugiada. El director de un ministerio autóctono de Turquía dijo que la madre y sus hijas ahora no tienen ningún ingreso, y su marido y su hijo no tienen dinero para enviarle. Él dijo: "Así que se mantiene orando que su esposo y su hijo no mueran. Su hija preguntaba cuándo su hermano y su padre iban a venir para llevarlos de vuelta a su casa". Los misioneros autóctonos también han oído que los terroristas de ISIS ejecutan a los hombres que se niegan a luchar con ellos, y venden a sus esposas e hijas. El director dijo que el equipo está tratando de proveer todas las necesidades. Él dijo: "Hemos entregado los calentadores y el resto de las cajas a todas las personas que realmente están sufriendo y no tienen nada en sus carpas. Por favor, ayuden a los refugiados que sufren, especialmente a los recién llegados y los que no tienen un padre que los cuide. Por favor, oren que podamos traer más gente al Señor".

Ayude a satisfacer las necesidades físicas / espirituales de los refugiados de Medio Oriente.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP