Foto de la Semana

A displaced Iraqi Christian and his son celebrate life after a worship service at a center in Erbil, Iraq.

Refugio de una Pesadilla

Un iraquí cristiano desplazado y su hijo celebran la vida después de un culto en un centro en Erbil, en el norte de Iraq, adonde huyeron de la muerte que cubre gran parte del resto del país. La violencia sectaria, junto con una campaña yihadista del Estado Islámico (ISIS), ha hecho que muchas partes de Iraq sean una pesadilla para los cristianos, y un ministerio autóctono del país desea satisfacer sus necesidades físicas y emocionales. El director del ministerio dijo: "En general hay un espíritu de tristeza y frustración debido a la pérdida de todo, y en un futuro cercano no hay un rayo de esperanza de que puedan volver a sus hogares. Muchos de nosotros encontramos personas que pasaron por condiciones catastróficas como la pérdida de hijos, madres, hermanas y padres, y algunos de ellos vieron con sus propios ojos morir a sus seres queridos de una manera brutal". Además de proveer alimentos y medicinas, los misioneros escuchan las historias de las personas desplazadas como una forma de aconsejarlas. El director dijo: "Debido a las necesidades personales de los refugiados, es muy importante ayudarles con los retos diarios, sobre todo si tienen hijos o necesidades especiales, pero desde nuestro punto de vista, la primera necesidad de las personas es Cristo, no importa quienes sean y en qué situación se encuentren".

Ayude a satisfacer las necesidades físicas / espirituales de los refugiados en el Medio Oriente.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP