Foto de la Semana

A refugee child in Lebanon exemplifies the daunting challenges indigenous missionaries face to provide clothing, clean water, food and medicine.

Pequeña Persona, Gran Desafío

Este niño refugiado en el Líbano es un ejemplo de los enormes desafíos que los misioneros autóctonos enfrentan para proveer ropa, agua potable, alimentos y medicinas. Con frecuencia los niños refugiados cuyos padres faltan debido a la guerra y las atrocidades en Siria o Iraq tienen necesidades que van más allá de las necesidades físicas y la falta de escolarización. Los padres angustiados recurren a los misioneros autóctonos en busca de ayuda. El director de un ministerio autóctono en el Líbano dijo: "Los que nos conocen en su mayoría solicitan oraciones. Ellos dicen: 'Vengan a orar con nosotros'. Usted se sorprendería por el número de pedidos de oración. Los misioneros autóctonos se despiertan cada día pensando en qué desafíos enfrentarán y cómo atraer más gente a Cristo. Ellos no ven ninguna esperanza terrenal para lo que está pasando, porque estamos limitados en lo que tenemos y lo que podemos hacer. La única esperanza es la esperanza a través de Cristo. Queremos ver más y más familias venir a Cristo".

Ayude a los misioneros a proveer alivio y a ministrar a los refugiados sirios.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP