Foto de la Semana

Syrian refugees in Greek camp.

Los Afortunados

Desde que a principios de este año entró en vigor un acuerdo con la Unión Europea para detener el flujo de refugiados sirios, el número de los que llegan a Grecia es menor, pero sus necesidades son mayores que las de los refugiados que llegaron antes, como los que vemos en esta foto. La co-directora de un ministerio de habla árabe con sede en Atenas dijo: "Los grupos que llegaron últimamente a Grecia son los más vulnerables, ya que tienen familiares desaparecidos. Son pobres, están enfermos, han sido torturados o perseguidos, están atrapados en campamentos en los que duermen en el suelo, con comida de muy mala calidad, escasa atención médica, y desesperados porque habían creído que encontrarían un lugar mejor en Europa". Una refugiada reciente tuvo que vender los pañales y la leche de su hijo para llegar al ministerio desde un campamento en Grecia. Ella le dijo al director: "Me dijeron que sólo 'la Iglesia árabe' nos podía ayudar. Incluso si no hacen nada por mí, les doy las gracias por pasar un tiempo conmigo y escucharme. Nadie ha hecho esto". La co-directora dijo que el dolor de los refugiados y de los miembros del equipo que les ministran es cada día mayor, ya que las necesidades superan los recursos. "En realidad, lo que realmente necesitamos es vuestras oraciones, ya que el dolor que enfrentamos todos los días es realmente abrumador", dijo ella.

Apoye al ministerio entre los refugiados sirios en Grecia.
Email this page Print this page
SC: WEBCAMSP