Blog

8 de noviembre de 2016

Los Corazones de los Gobernantes Están en Su Mano:
Un Mensaje Post-Electoral

Por Brittany Tedesco

 'I Voted' sticker.

Cuando lea esto sabremos quién es el próximo Presidente de los Estados Unidos. Pero por ahora, en la fresca mañana del Día de la Elección, me siento y contemplo la soberanía de Dios.

Lifeway Research y los Ministerios Ligonier realizaron una encuesta para examinar la "conciencia teológica, o falta de ella, de los evangélicos americanos". Una de las afirmaciones, con las que uno podía estar de acuerdo, en desacuerdo o admitir la ignorancia, era: "Dios sabe todo lo que sucede, pero no determina todo lo que sucede". De los resultados de la encuesta, el 65% estuvo de acuerdo con la declaración, otro porcentaje admitió que no sabía, y una pequeña minoría no estuvo de acuerdo.

Nos gusta pensar que estamos en control de muchas cosas, cuando en realidad no lo estamos. Yo voté esta mañana, pero recuerdo que Dios es quien "quita reyes, y pone reyes" (Daniel 2:21).

Sé que en este país hay muchos cristianos que creen que ninguno de los candidatos representa sus opiniones y valores, y hay mucha preocupación por lo que eso podría significar para nosotros en el camino.

Hoy quiero animarle una vez más a poner su fe en Dios, no en los seres humanos, quienes continuamente nos decepcionarán, de una manera u otra.

Mientras leo la Biblia de tapa a tapa veo la soberanía de Dios más claramente que nunca. Él controla lo que sucede porque Él tiene control sobre el corazón de la gente.

Acabo de terminar el libro de Esdras, uno de los profetas que llevó a un grupo de judíos a Jerusalén para reconstruir el templo después de 70 años de cautiverio en Babilonia. Me encontré realmente celebrando la serie de eventos que rodean a este momento trascendental de la historia judía.

Dos reyes - que no eran, por cierto, seguidores de Dios - bendijeron al pueblo de Dios porque, bueno, Dios los movió a hacerlo.

Drawing of Cyrus restoring the vessels to the temple.
Ciro, el Grande, devolvió a los judíos los vasos del templo llevados por sus captores.

Cuando Ciro el Grande tomó la ciudad de Babilonia permitió que los judíos regresaran a Jerusalén. No sólo eso, en 2 Crónicas 36:22 leemos: "Jehová despertó el espíritu de Ciro rey de los persas, el cual hizo pregonar de palabra y también por escrito, por todo su reino" para que el pueblo de Dios reconstruyera Su casa que fue destruida cuando fue capturado.

Así que los judíos regresaron a Jerusalén y comenzaron a reconstruir. . . que es cuando las naciones circundantes comenzaron a darles todo tipo de problemas. El pueblo de Dios enfrentó acoso, intimidación y falsas acusaciones. Los líderes de las otras naciones enviaron cartas a Ciro y a los reyes subsiguientes. Una de esas cartas informaba que los judíos estaban reconstruyendo una ciudad "rebelde" y "malvada" y que no pagarían impuestos cuando terminaran.

Durante un tiempo los judíos dejaron de construir. Estaban asustados y desanimados. Pero entonces los profetas de Dios los animaron a continuar el trabajo a pesar de todas las amenazas que habían recibido. Los líderes de las otras naciones no tardaron en enviar otra carta al rey.

El rey Darío estaba en el trono para recibir esa carta. Después de buscar en los registros, encontró el decreto del rey Ciro de que los judíos debían reconstruir su templo.

Me encanta la respuesta de Darío. No sólo ordena a los que acosan a los judíos que los dejen en paz para que reconstruyan su templo, sino que les ordena que PAGUEN todos los gastos de sus propios tesoros y provean a los sacerdotes judíos artículos para ofrendas quemadas. ¡Señor!

Scroll recording message from King Darius.
El rey Darío envió un edicto a los que acosaban a los judíos: Ayúdelos a reconstruir el templo o será empalado con una madera de su propia casa.

La carta de Darío dice: "También por mí es dada orden, que cualquiera que altere este decreto, se le arranque un madero de su casa, y alzado, sea colgado en él, y su casa sea hecha muladar por esto" (Esdras 6:11).

Mire usted, el rey Darío no era un seguidor de Dios. En realidad era un ferviente partidario de la falsa religión del zoroastrismo.

¿Por qué apoyaría al pueblo de Dios de esa manera? Porque Dios lo puso en su corazón (Esdras 7:27).

Christian Aid Mission apoya a varios ministerios autóctonos en Egipto, un lugar difícil para que los cristianos vivan y trabajen, y mucho menos compartan el evangelio. No es ningún secreto allí quién es quién, pues la religión de uno figura en su tarjeta de identificación. Las mujeres cristianas que no se cubren el pelo a menudo son acosadas cuando salen en público.

Egipto solía ser un país predominantemente cristiano. Pero entonces el Islam se hizo cargo. Nuestra corresponsal de campo nos dijo que su bisabuelo tuvo que pagar el jizya (un impuesto que se aplica a los no musulmanes desde el tiempo de Mahoma).

Hasta hace poco, a los cristianos no se les permitía construir (o renovar) sus templos. Bueno, técnicamente podían hacerlo si obtenían la aprobación presidencial, pero desde el 2011 solo 10 iglesias han sido aprobadas. Según un artículo de la revista Cristianismo Hoy, titulado "Deje a mi Pueblo Construir", en el 2011 había 2,869 iglesias en Egipto, y 108,395 mezquitas.

Esta práctica desde hace 160 años que requiere que los cristianos obtengan permiso del presidente para construir templos acaba de terminar. Ahora los gobernadores tienen 4 meses para aprobar una solicitud para construir una iglesia y proveer buenas razones para negarla. Según el artículo, "La ley también estableció un proceso de licencia retroactiva de cientos de templos erigidos sin un permiso presidencial".

Egyptian church.

Abdel Fattah al-Sisi, el presidente egipcio, no es cristiano. Es musulmán. Pero Dios lo está usando para elevar el estatus de Su pueblo y permitirles construir lugares de reuniones. Y, al igual que el rey Darío, quien fue más allá de permitir que el pueblo de Dios reconstruya el templo, Sisi prometió que todas las iglesias destruidas por la Hermandad Musulmana en el 2013 serán reconstruidas para el 2016.

"Sólo 8 de los 65 lugares aún no se han completado", dice el artículo.

No olvidemos: Las manos de Dios nunca están atadas por aquellos con autoridad terrenal.

"Como los repartimientos de las aguas, así está el corazón del rey en la mano de Jehová" (Proverbios 21: 1).

Email this page Print this page
Commentarios


Ingles
SC: WEBCAMSP