Blog

3 de enero de 2017

Chispas de Gracia en Medio de la Tragedia

Por Brittany Tedesco

Syrian girl with burns.

Hace unos años, una joven pareja musulmana huyó de Siria con sus hijos pequeños a un campamento en Turquía. Como si el evento no fuera suficientemente traumático, de alguna manera una olla de sopa hirviente se volcó sobre su pequeña hija, quemando gravemente la mayor parte de su cuerpo.

Desesperado, su padre utilizó el último dinero que les quedaba en el transporte a los hospitales y consultorios médicos para pedir ayuda médica gratuita. Nadie los ayudó. Durante los últimos años, la madre de la niña ha puesto bálsamo en la piel cicatrizada de su hija tres veces al día.

Supimos esta historia a través del líder de un ministerio en Turquía que visita el campo de refugiados donde vive esa familia.

Con toda la angustia y el sufrimiento en el Medio Oriente, me es fácil ver a la región como una gran pesadilla. Pero Dios no ha abandonado a las personas que viven allí.

Usted y yo vemos la tragedia desde lejos, pero no vemos lo que está sucediendo en el terreno, a nivel personal.

Dios está visitando a la gente en medio de su tragedia, así como visitó a Job en medio de su tragedia. Él Habló con Job acerca de Su soberanía sobre todas las cosas... incluso sobre el dragón de fuego que Él creó (Job 41).

Dragon mural.

Dios le recordó a Job que ningún hombre puede domar a la impresionante y terrible bestia. Aunque ésta estaba totalmente fuera del control de la humanidad, sin embargo se inclinó ante la autoridad de Dios.

Ninguna tragedia está fuera del control de Dios. Las demostraciones de Su gracia están rompiendo la oscuridad, como estrellas en un cielo negro.

Gracias a las ofrendas de los patrocinadores de Christian Aid Mission, la niña quemada recibirá atención médica. Ella se someterá a múltiples cirugías durante un período de seis meses, y luego comenzará la terapia física. El líder del ministerio escribió: "Al escuchar acerca del dinero que había sido ofrendado para su tratamiento, su madre y su padre no pudieron contener sus lágrimas. Ningún musulmán les había extendido una mano amiga".

Doctor examining Syrian burn victim.

El líder de otro ministerio en Siria informó: "Dios ha dado a nuestra iglesia la oportunidad de proveer amor a los necesitados. La gente compara las obras de los cristianos con las obras de los demás. Hay una gran diferencia entre las obras de amor que nosotros mostramos y el odio y la muerte demostrados por otros".

"La guerra y la crisis nos han cambiado... en la Biblia hay mucho que trata sobre las crisis: Los Salmos, Job, Nehemías, Daniel, Ester y Hechos. Estos libros hablan de cómo Dios obra en medio de una crisis".

En Turquía, un ministerio autóctono que asistimos se preparó aprensivamente para su celebración de Navidad. A pesar de los rumores de que ISIS estaba planeando ataques a iglesias durante la temporada navideña, el ministerio realizó una celebración navideña para sus más de 60 miembros.

Cientos llegaron para escuchar el evangelio. Después, una joven se acercó al líder con lágrimas. Ella quería entregar su vida a Cristo. Cuatro meses antes había escuchado algunos de los sermones del líder en línea y había ido a la iglesia para obtener una copia gratuita del Nuevo Testamento. "El día de Navidad salí con la intención de reunirme con algunos de mis amigos", le dijo al líder. "En realidad no sé cómo ni por qué vine a su iglesia. De hecho, no sé quién me trajo aquí, fue como si una voz me dijera que entrara, y entré".

People hear the gospel preached in Turkey.

Recibimos otro relato de un misionero autóctono que fue arrestado en una región islámica radical en el Medio Oriente.

"Una noche, a eso de las 2 de la mañana, estaba siendo interrogado agresivamente cuando el interrogatorio fue interrumpido por una llamada telefónica", informó el misionero. "Una hora más tarde, un interrogador regresó y me hizo una pregunta: 'Tenemos información de que visitas a familias musulmanas, les hablas de tu Jesucristo y oras por ellos, ¿es esta información verdadera?, ¿sí o no?'".

Sabiendo que estaba admitiendo un acto ilegal, el creyente contestó que la información era verdadera. "De repente, el interrogador se sentó en el suelo delante de mí y dijo: 'No tengas miedo, sólo quiero tu ayuda. Mi madre tiene una enfermedad rara y su situación está empeorando. Tú me puedes ayudar con la oración. Te aseguro que te voy a liberar y que nadie te hará daño'".

Stars.

Durante las cuatro horas siguientes, el misionero autóctono compartió con el hombre la redención de Cristo y las Buenas Nuevas del evangelio. Alrededor de las 7 de la mañana, el hombre se marchó brevemente y regresó con té, pan y aceite de oliva, un desayuno habitual en la región. "Ayúdame a creer en Jesús, porque nunca he oído algo así en mi vida", dijo el hombre.

El misionero escribió: "Más tarde me telefoneó para decirme que su madre había sido totalmente sanada durante la noche".

Dios trajo tragedia a la vida de Job, y estaba más allá de su comprensión. Job había vivido una vida moral y buena. Había seguido la fórmula para que Dios lo bendijera... pero Dios, pronto aprendió, no puede ser controlado a través de fórmulas.

Eventualmente Dios devolvió a Job todo y más que lo que le había quitado - y Job tuvo un nuevo entendimiento acerca de Dios. La tragedia lo cambió.

La tragedia está cambiando a muchas personas.

Email this page Print this page
Commentarios


Ingles
SC: WEBCAMSP